Es Lo Cotidiano

54 MUJERES, LA SERIE [XLVII]

54 Mujeres • Orquesta Anacaona (Muchas chicas y mucho son) • José Luis Justes Amador

José Luis Justes Amador
Septeto Anacaona
Septeto Anacaona
54 Mujeres • Orquesta Anacaona (Muchas chicas y mucho son) • José Luis Justes Amador


 

Los aires libres o cafés al aire libre eran el corazón latiente de La Habana en 1930.
Ahí fue donde mis diez hermanas y yo provocamos sensación con la Orquesta Anacaona
.
Alicia Castro

 

“Para una orquesta de mujeres, la vida y, en general todo, es más complicado”, comentó en una entrevista Georgia Aguirre González, actual directora musical de la Orquesta Femenil Anacaona, también conocida como Orquesta Anacaona o, simplemente, Anacaona. El nombre resulta significativo para Cuba y para las mujeres cubanas ya que Anacaona es el nombre de la reina indígena de Quisquella, la primera mujer en sublevarse contra los colonizadores. Por eso cuando el 19 de febrero de 1932 Concepción Castro Zaldarriagay y sus hermanas, hijas de una mulata y un chino, fundan en La Habana el primer sexteto de son compuesto únicamente por mujeres, deciden ponerle ese nombre como símbolo de rebeldía ya que ambos, mujer y son, estaban condenados a los márgenes de la sociedad cubana de aquellos años.

En 1934 ampliaron su formación para convertirse en una, dependiendo del punto de vista, charanga típica o una jazz band, convirtiéndose en residentes del “aire libre” (café exterior) del Hotel Saratoga. Se unió a ellas como cantante Felipa Graciela Pérez y Gutiérrez, más conocida simplemente como Graciela, hermana del destacado Machito, el padre del Latin Jazz. La formación clásica de Anacaona quedará entonces compuesta por Argimira (batería), Ada (tres, violín y trompeta), Concepción (saxofón), Caridad (contrabajo), Olga (saxofón, flauta, clarinete y maracas), Alicia (saxofón, clarinete y contrabajo), Ondina (trompeta), Xiomara (trompeta), Hortensia (piano) y Graciela (cantante).

No sólo fueron una atracción por su calidad musical y exclusividad femenina en su país. Recorrieron Puerto Rico, México, panamá, Colombia y Venezuela provechando la novedad de los ritmos latinos a los que la industria discográfica prestaba todo su apoyo. De aquella época son los tres discos que graban para RCA-Victor. En 1937 fueron cabeza de cartel en un club neoyorkino llamado “Havana Madrid”. En los Estados Unidos su fama llegó a ser tal que llegaron a tocar incluso en una fiesta de cumpleaños del presidente Roosevelt en el hotel Waldorf Astoria, mientras que en Francia llegaron a compartir cartel con Django Reinhardt y tuvieron una residencia en Chez Florence. La segunda guerra mundial las hizo regresar a Cuba.

Durante los años cuarenta y cincuenta las vocalistas de la banda fueron cambiando, teniendo a estrellas como Celia Cruz, Haydée Portuondo, Moraima Secada, Dominica Verges u Omara Portuondo. Precisamente por la conexión con esta última y aprovechando el tirón de la música cubana, uno de sus discos llego a titularse “Buena Vista Sisters’ Club”. Esos años fueron también los de sus apariciones cinematográficas en películas de su país como “A La Habana me voy”, o en el cine mexicano, entre las que destacan “La noche es nuestra”, “No niego mi pasado” y “Mujeres de teatro”.

Con la llegada de la revolución cubana dejaron de salir al extranjero y se unieron al Consejo Nacional de la Cultura y a la empresa estatal para el desarrollo de la música tradicional. Con su formación original siguieron tocando hasta 1989, aunque desde 1983 habían comenzado a trabajar con las hermanas Georgia y Dora Aguirre, músicas de una sólida formación profesional y egresadas del Conservatorio “Amadeo Roldán”, bajo la dirección de Alicia Castro, la segunda directora, con quienes ganaron experiencia de la tradición y disciplina.

Hasta el día de hoy tal vez sea la orquesta femenina de mayor longevidad en todo el mundo dentro de cualquier género mientras que los relevos se van sucediendo, manteniendo la tradición de la gran variedad de la música de su país.


PD: Lo triste es que la información sobre Anacaona en la red es escasa fuera de unas pocas páginas oficiales cubanas, llegando al extremo de tener versión de Wikipedia en inglés, alemán y holandés, pero no en español.



 

 [Ir a la portada de Tachas 443]

Comentarios