Es Lo Cotidiano

54 MUJERES, LA SERIE [XXVII]

54 Mujeres [XXVII] • Ginebras (La nueva hornada de chicas) • José Luis Justes Amador

José Luis Justes Amador
Ginebras
Ginebras
54 Mujeres [XXVII] • Ginebras (La nueva hornada de chicas) • José Luis Justes Amador


Hay una serie de prejuicios que la gente tiene con los grupos de chicas que no tiene con uno de chicos. Es verdad que todo está cambiando porque cada vez hay más grupos de chicas donde todas tocan instrumentos y cantan.
De una entrevista en Los 40


 

Si Rosalía logró con ese multiubicuo “Con Altura” la fama y (casi) la dominación mundial, esa misma canción logró que el grupo que tenían cuatro amigas Magüi, guitarra rítmica y voz principal, Sandra, guitarra solista y segundas voces, Raquel, bajo, y Juls, batería, se dieran a conocer fuera del círculo en el que se movían. Incluso la propia Rosalía llegó a elogiar en alguna entrevista la versión que Ginebras había hecho de su gran éxito.

Ginebras, el nombre del grupo de las chicas, la había incluido en su primer disco titulado “Dame 10:36 minutos” que duraba, en un juego al mismo tiempo divertido e inteligente, exactamente lo mismo que proponía. (“Pero en realidad dura 11:17. No sé por qué le dejamos a Sandra encargarse de estas cosas”). En ese disco, que la hoja promocional encasilla como “un universo pop propio con tintes de indie nacional y acompañado siempre de letras autobiográficas contadas con mucho humor y con rollito”, acompañaban a la versión otras tres canciones que las convertían en un grupo a seguir. En “La Típica Canción” con un ritmo pop intercalados, precisamente, por otros típicos (ska, rock, perreo) saben reírse autobiográficamente de ellas y logran que quien la escucha acabe riéndose incluso de sus propios gustos musicales, mientras que en “Todas Mis Ex Tienen Novio” convierten una canción de amor-desamor en algo mucho más profundo y absurdo al mismo tiempo. La canción que completa el disco, “Fan Emergente”, es una reivindicación de esos seguidores que están con los grupos desde que comienzan.

En septiembre de 2020 lanzaron su primer LP, “Ya Dormiré Cuando Me Muera”, sacado de una de sus propias canciones (“Cristal Fighters”), aunque el que parecía ser su año se vio interrumpido por la pandemia (“Nosotras hemos tenido bandas antes y sabemos lo que es dar un concierto delante de diez personas. Eso es entre triste y mágico. Toda esa parte nos la estamos perdiendo porque hemos entrado en una pandemia. Nos da un poco de pena haber arrancado con este problema social mundial. Pero también nos llevamos cosas buenas, cuando salgamos de esta vamos a tener muchísimos más oyentes de los que jamás hubiésemos pensado. Todo de golpe”).

Porque, aunque no podían defender el disco en directo, la fuerza pop de sus canciones y unas letras que retratan la cotidianeidad de cualquiera o, al menos, del amigo de un amigo de un amigo, en las distintas plataformas fueron ganando cada día más y más oyentes con, según la acertada descripción de su discográfica, Vanana Records, “un disco lleno de diversión, de baile y de color que viene para arrojar luz y buen rollo a raudales”.

El disco va del elogio de la diversión de los festivales a una reivindicación “folclórica” del amor entre cuarentones, de los filtros de Instagram a la inaudita posibilidad de enamorarse en el metro, de lo asquerosamente caro de la ropa vintage a una canción feminista que, como su título indica, es casi una lista de “cosas moradas”.

Y si fue una canción de Rosalía la que dio a conocer, al menos en el mainstream, a Ginebras, fue otra versión, en este caso el “Llorando en la Limo” de un C. Tangana pre-el madrileño, la que dio el espaldarazo a otro grupo compuesto exclusivamente por chicas, con el significativo nombre de Cariño, que son capaces de escribir una “Canción pop de amor” con una letra que propone cosas como “Voy a enviarte todas las cartas / De las que nunca fui capaz / Repletas de cupones descuento / De mi amor sin caducidad / Voy a quererte hasta la muerte / O hasta que nos echen de este salón / Voy a contarle hasta a mis padres / Que me gustas un montón / Voy a pillarte una cerveza / Para que te quedes un rato más / Voy a llevarte a la boda / De mi primo el neoliberal / Voy a grabarte un disco bonito / De canciones de pop de amor”. Seguida por una canción titulada “Bisexualidad”, narrada por alguien a la que le “gustan las chicas” pero ha besado a un chico en el “que no dejo de pensar”, con un estribillo que busca el armario para volver a entrar. Es decir, tontipop en su máxima expresión, aunque ellas prefieren hablar de “pop de barrio para la bajona”.

Alicia Ros, Paola Rivero y María Talaverano forman Cariño y graban con el exquisito sello Elefant. Además de ser un grupo hijo —nunca mejor usada la expresión– de esta generación internetera, ya que Paola y María se conocieron por Tinder a las que se unió Alicia, de El Buen Hijo, como bajista. Con unas letras directas y sonido pop heredero del revival de la new wave, Cariño se posicionó pronto a base de compartidas y movimiento en las redes, con canciones como las mencionadas o la “hermosa” canción de amor obsesivo “Mierda seca”.

Junto a ellas está toda una hornada de grupos nuevos de chicas. “Al principio fue de bastante coña pero tiene mucho sentido. Lisa es una niña reivindicativa, sensible y consciente de la locura de mundo que la rodea, vista por muchos como una impertinente porque no se calla ni una. Nosotras muchas veces nos sentimos de esa forma”. Así explicaron las componentes de Lisasinson, nombre bajo el que hacen un estilo punk-pop que estalló con su primer single “Barakaldo”. O Aiko, el grupo que, con un sonido más riot grrrl, tras dos singles esplendidos —“A Mí Ya Me Iba Mal De Antes” y “Si Me Conoces Tanto (¿Por Qué Me Haces Sufrir?)”–, sacaron su disco ”Va Totalmente En Serio”, cuyo título tiene una explicación sencilla. “Pensando de qué iban las canciones, nos pareció lo más apropiado. Y también para salir al mercado con una declaración de intenciones firme, y que cuando la gente tuviera el vinilo en las manos leyera “Aiko el Grupo Va totalmente en serio”. Como en serio van todos estos grupos de chicas que demuestran que el pop es de todos.


PD: Pero todo esto no sería posible sin un precedente como Las Odio, uno de los primeros grupos indies en castellano compuesto exclusivamente por chicas que trataban los problemas de ser chica y cantar en un grupo directamente: “Yo no soy la novia / no soy la amiga. / No soy la prima, / ni la vecina. / Deja de buscarme, / no estoy en la lista. / Mira mi pulsera / ¡¡Yo soy la artista!!”

[Ir a la portada de 54 Mujeres, La Serie]

[Ir a la portada de Tachas 421]

Comentarios