Buscar
02:11h. Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Alumnos de Artes Escénicas UG ganan Mejor Dirección Artística en Marruecos

Participan en Festival Internacional de Teatro

Alumnos de Artes Escénicas UG ganan presea en Marruecos
Alumnos de Artes Escénicas UG ganan presea en Marruecos

Guanajuato, Gto. Con la puesta en escena de la obra “instrucciones para abrazar el aire”, del dramaturgo argentino Aristides Vargas, estudiantes de la Universidad de Guanajuato (UG) lograron la presea a la Mejor Dirección Artística, durante el Festival Internacional de Teatro Universitario (FITUC) de Casablanca, Marruecos 2018.

Se trata de Jaciel Alejandro Licea y Ana Lidia Naranjo Pérez, ambos estudiantes del quinto semestre de la Licenciatura en Artes Escénicas y Andrea Rivera Aguirre, egresada de la misma Licenciatura que se imparte en la División de Arquitectura, Arte y Diseño (DAAD) del Campus Guanajuato.

Andrea Rivera se encargó de la Dirección Escénica, mientras que los destacados estudiantes interpretaron diversos personajes en esta obra que narra, bajo el estilo del realismo mágico, la tragedia de la vida real de Chicha Mariani, “desaparecida” durante la dictadura militar en Argentina.

En entrevista, Andrea Rivera Aguirre reveló que se enteraron de la convocatoria gracias a la Mtra. Eugenia Cano, quien les propuso participar y se dedicaron a reunir los requisitos lo más pronto posible, dado que tenían poco tiempo para ello. Una vez con la respuesta aprobatoria del Festival Internacional de Teatro Universitario de Casablanca, se dedicaron a gestionar los recursos para el viaje, en parte financiado por la propia UG, y en parte por el programa estatal Educafín.

El grupo de universitarios recordó, fue conformado a partir de la clase de Dirección Escénica y a partir de ahí siguieron trabajando la obra para participar de la convocatoria pues, de hecho, su trabajo final en esa clase fue generar esta obra, conceptualizarla, producirla y presentarla.

Comentó que en el FITUC 2018, participaron con grupos de Alemania, Túnez, Marruecos, Francia, Italia, entre otros, mientras que ellos fueron el único grupo mexicano.

Las y el joven universitario, coincidieron en que, tristemente, el tema central de la obra presentada coincide con la realidad que vive nuestro país actualmente, en lo que toca a desapariciones forzadas, por lo que fue una oportunidad perfecta para abordar el tema que nos atañe y lastima como país.

En cuanto a la escenografía y vestuario, explicó Andrea que la conceptualización plástica de la obra se prestaba para usar materiales tales como periódico, cartón, que aluden a la historia, pues el hijo de Chicha publicaba periódicos donde se divulgaban noticias de lo que realmente pasó en la dictadura, pero lo ocultaban con un negocio de conejos al escabeche. Así que presentaron también conejos de origami, pero hechos con papel periódico.

Todas las obras se presentaron a lo largo de una semana, comentó, con diferentes estilos y formatos desde clown, performance y otros y, al final, se dieron siete premios, entre ellos para las mejores agrupaciones, mejores temáticas, mejor actriz y, en su caso, mejor Dirección Artística.

Por su parte Jaciel Alejandro comentó que interpretó a varios personajes, entre esos el del anciano, el cocinero y el vecino, en una experiencia de por sí gratificante, a lo cual se suma a su currículum, que es muy necesario para seguir adelante en su carrera de actor.

De igual manera Ana Lidia interpreta al personaje de Chicha Mariani, pero también del anciano, de los cocineros, entes imaginarios que cuentan la historia y la vecina que también es testigo de esa historia.

Para ambos jóvenes estudiantes, esta experiencia además de todo lo bueno que trajo para ellos, también favorecerá su sistema de créditos de profundización, gracias al nuevo plan curricular.

Además de participar en el FITUC 2018, la Embajadora de México en Marruecos, María Angélica Arce Mora, gestionó una función de la obra en Rabat para una universidad de ahí, en donde fueron muy bien acogidos y, a pesar de las limitaciones por el lenguaje, la conmoción fue clara, por la fuerza de la temática, difícil para conversar, pero con gran riqueza emocional.

Finalmente coincidieron en que a pesar de las diferencias ideológicas y un poco de hostilidad al inicio, una vez que se pusieron en contacto con la gente, fue una experiencia muy grata porque son personas muy cálidas, y fue extraordinario el haber tenido esa oportunidad de exponer su esfuerzo y trabajo.