Es lo Cotidiano

Cumple 30 años el Instituto de Física UG

Dos de sus tres programas de posgrado son reconocidos por el Conacyt como programas de competencia internacional, la totalidad de sus programas de maestría y de licenciatura forman parte del Padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad, y 43 de sus 57 Profesores de Tiempo Completo forman parte del Sistema Nacional de Investigadores

Cumple 30 años el Instituto de Física UG

Guanajuato, Gto. Hace 30 años, con el propósito de desarrollar investigación básica y aplicada y de formar recursos humanos de alto nivel académico, se creó el Instituto de Física de la Universidad de Guanajuato (UG). El IFUG cumplió sus objetivos, y logró que la comunidad científica -nacional e internacional- identificara al estado como un modelo a seguir en el estudio de esta disciplina.

El IFUG sentó las bases de lo que actualmente es la División de Ciencias e Ingenierías del Campus León, entidad académica que mantiene la dinámica de trabajo que distinguió al Instituto y, en consecuencia, se mantiene como uno de los grupos de Física más destacados del país.

El nacimiento del IFUG se dio como parte de una estrategia nacional para descentralizar la educación superior. Confluyeron esfuerzos y apoyos de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Universidad Autónoma de México (UAM). Y, sobre todo, el entusiasmo de académicos como el Dr. Clicerio Avilez Valdez, fundador y primer Director del Instituto, y el Dr. Gerardo Moreno.

Fue el “ímpetu impresionante” del Dr. Clicerio uno de los factores clave para lograr el arranque del IFUG, pues gracias a sus gestiones se consiguió la donación de una cantidad considerable de equipo por parte de diversos centros de investigación, recuerda el Dr. Mauro Napsuciale Mendívil, uno de los primeros profesores del IFUG y actual Director de Apoyo a la Investigación y al Posgrado en la Universidad de Guanajuato.

Desde el principio -agrega- hubo un propósito claro: “hacer del Instituto de Física de la Universidad de Guanajuato un referente a nivel nacional e internacional en investigación”. Lo que los obligó a trabajar siempre al límite, innovar y tomar decisiones en equipo.

La estrategia fue atípica, reconoce el Secretario Académico de la UG, Dr. José Luis Lucio Martínez, uno de los primeros profesores del Instituto, del cual llegó a ser Director. “Nosotros primero consolidamos la investigación, empezamos creando posgrados y fortaleciendo grupos de investigación”, una vez logrado esto, se extendió la oferta académica para abarcar la licenciatura.

El IFUG, que en 1986 inició operaciones en instalaciones compartidas con los alumnos de la entonces Escuela Preparatoria Nocturna de León y de la Escuela de Psicología, con menos de una decena de estudiantes, unos cuantos profesores -la mayoría extranjeros, a falta de investigadores mexicanos- y el apoyo de tres administrativos (un contador, un dibujante y una secretaria), llenó de orgullo a la UG en el 2008, cuando el Doctorado en Física se convirtió en el primer programa de la institución en obtener el reconocimiento de calidad internacional que otorga el Conacyt.  

En palabras del Dr. Mauro Napsuciale, “el IFUG ha sido un proyecto exitoso con un trabajo incluyente”, “un lugar en el que vale la pena estar, vale la pena trabajar, y un referente a nivel nacional e internacional”.

Un camino de trabajo y éxitos

En la consolidación del IFUG jugó un importante papel el liderazgo del Dr. Octavio Obregón Serrano, profesor del actual Departamento de Física e investigador Emérito en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) quien asumió la dirección del Instituto en 1992, tras la muerte del Dr. Clicerio Avilez.

Al Dr. Obregón se le atribuye, en primer lugar, el resurgimiento del IFUG, que atravesó un periodo difícil al perder a su fundador y principal gestor. Sin embargo, con el apoyo del entonces Rector de la Universidad, Dr. Juan Carlos Romero Hicks, de instituciones aliadas, sobre todo de la UAM y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), se rescató el proyecto.

Dos de los grandes aciertos del Dr. Obregón Serrano fueron la contratación de profesores de alto nivel, con un enorme potencial académico, y la diversificación de las líneas de estudio. El IFUG surgió orientado al estudio de la Física de Partículas, pero en el nuevo contexto se consideró conveniente formar grupos de investigación en áreas como gravitación y física estadística.

Se desarrolló un esquema que prioriza el trabajo en equipo y la toma de decisiones a través de órganos colegiados, altos estándares de evaluación a profesores, apoyo a los estudiantes con tutorías, entre otros modelos que después se adoptaron en el resto de la Universidad.

Gracias a ello, actualmente en la sucesora del IFUG -la División de Ciencias e Ingenierías del Campus León- dos de sus tres programas de posgrado son reconocidos por el Conacyt como programas de competencia internacional, la totalidad de sus programas de maestría y de licenciatura forman parte del Padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad, y 43 de sus 57 Profesores de Tiempo Completo forman parte del Sistema Nacional de Investigadores.

Al hablar sobre su experiencia en el Instituto de Física y en la División, el Dr. José Luis Lucio es tajante: “No hay instituciones ideales, ésas las tiene que hacer uno. Cuando uno quiere una institución fuerte, sólida, hay que contribuir y trabajar para ello”, ese fue el espíritu del IFUG, en donde lo más importante fue la gente que se esforzó por consolidarlo, y que tuvo un gran respaldo en la Casa de Estudios, en el que hay un ambiente de tranquilidad y de desarrollo, donde el trabajo es lo más importante”, finalizó.

Comentarios