Buscar
23:20h. Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Educandos de grupos vulnerables INAEBA, ejemplos de superación

Se desarrollan estrategias para casos particulares

Educandos de grupos vulnerables INAEBA, ejemplos de superación
Educandos de grupos vulnerables INAEBA, ejemplos de superación

Con el fin de fomentar la inclusión laboral de personas con discapacidad, el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA), cuenta con el proyecto “Servicios Educativos para Grupos Vulnerables”, para atender a guanajuatenses en esta condición que se encuentran en rezago educativo.

Se trata de personas con discapacidad auditiva, visual, intelectual, motriz y de lenguaje; adultos mayores e indígenas, quienes reciben orientación académica con asesores con conocimientos en  la Lengua de Señas Mexicana, en el sistema Braile o bilingües para atender a la población indígena, quienes desarrollan estrategias de trabajo en base a las necesidades de los educandos.

Un ejemplo de éxito de uno de sus egresados, es el de César Manuel Ramírez Sánchez, un joven leonés de 19 años quien tiene discapacidad auditiva y actualmente trabaja en la planta de San Francisco del Rincón de la empresa Kromberg & Shubert, dedicada a la manufactura de arneses y cables para la industria automotriz.

Katja Dittmar, directora comercial de la planta, explicó que César se encuentra en el departamento de recursos humanos, capturando datos y apoyando a sus compañeros en la elaboración de la nómina.

Detalló que la contratación de César forma parte de las políticas de responsabilidad social de la firma alemana con el desarrollo del personal, donde se busca que no sólo tengan más ingresos, sino una mejor calidad de vida.

César se comunica con su familia y sus amigos a través de la Lengua de Señas Mexicana y en el trabajo, lo hace a través de notas escritas con sus compañeros.

Cuando era niño, concluyó su primaria en una escuela regular, pero fue hasta la secundaria que fue atendido por asesores de INAEBA especializados en la atención de personas con discapacidad,  quienes desarrollan estrategias de trabajo en base a las necesidades de los educandos.

“Me gustó estudiar en INAEBA porque hablan mi idioma, el Lenguaje de Señas”, aseguró César, quien gracias a su buen desempeño y dedicación, se ha ganado la confianza de los directivos de la empresa Kromberg & Shubert, que esperan pronto pueda aprender más de su área y sea promovido a un mejor puesto.

Al respecto, César se dice contento por haber sido contratado ya que le gusta ayudar a sus compañeros a quienes ya considera una gran familia.