Es lo Cotidiano

Físico UG investiga propagación del fuego para desarrollar aplicaciones contra siniestros

La propagación del fuego consiste en la liberación de energía debido a reacciones químicas en el proceso de combustión, el transporte de esta energía al combustible que se encuentra alrededor, y la subsecuente ignición del combustible

Físico UG investiga propagación del fuego para desarrollar aplicaciones contra siniestros

Guanajuato, Gto. Llevar al campo de la Física el estudio de un evento tan cotidiano y en apariencia tan sencillo como la propagación del fuego puede evitar en un siniestro la pérdida de espacios, materiales y sobre todo de vidas humanas. 

De esto está convencido el Dr. José Torres Arenas, profesor del Departamento de Ingeniería Física de la Universidad de Guanajuato (UG), quien busca construir modelos que predigan matemáticamente la intensidad del fuego, su velocidad, dirección y duración en un espacio, según condiciones como el viento, pendiente del terreno y los materiales que lo rodean. 

El investigador explicó que desde el punto de vista de la Física, la propagación del juego consiste en la liberación de energía debido a reacciones químicas en el proceso de combustión, el transporte de esta energía al combustible que se encuentra alrededor y la subsecuente ignición de este combustible.

Hoy en día sabemos que el fuego puede propagarse de manera vertical en sentido ascendente (mediante gases y humo), horizontal hacia los lados (por los productos alrededor) y descendente (cuando caen los materiales).

Asimismo sabemos que el calor ocasionado se mueve por convección a través de un fluido (líquido o gas), por conducción de un sólido (objetos metálicos como vigas, columnas, tuberías, clavos y cables), radiación de ondas por el espacio (al igual que la luz) y el contacto directo (cuando alcanza un objeto y lo hace arder).

Sin embargo, dijo, un inesperado cambio en la intensidad, dirección o velocidad de propagación del incendio, pueden resultar mortales, acabando con la vida de los bomberos o personas que se encargan de sofocar el fuego. 

En este sentido, el especialista aseguró que a partir de la Termodinámica y la Dinámica de los Fluidos es posible conocer cómo se transfiere el calor y cómo evoluciona conforme el tiempo transcurre y construir en computadoras modelos que predigan matemáticamente (algoritmos y ecuaciones) y en tiempo favorable una mejor descripción del siniestro. 

“Una gran ventaja de dichas ecuaciones, basadas completamente en las leyes de la Física, es que pueden ser aplicadas en diversos escenarios haciendo sólo ligeras modificaciones”, comentó.

Esta herramienta, finalizó el profesor, se encuentra actualmente en desarrollo en las aulas de la Universidad de Guanajuato, a fin de generar información valiosa en la toma de decisiones, como saber si es seguro enviar personas al siniestro, cuánto personal, cómo combatirlo, desde qué punto y a través de qué otras herramientas.

Comentarios