Buscar
04:11h. Viernes, 28 de Julio de 2017

Lanzan Nodo Binacional de Innovación UNAM-Anáhuac

Acompañarán emprendimientos de base tecnológica

Ciudad de México. Se pusieron en marcha las operaciones del Nodo Binacional de Innovación (NoBI) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Anáhuac que buscan impactar en grupos de emprendedores de ambas universidades mediante el asesoramiento y acompañamiento de emprendimientos de base tecnológica.

Esto fue el resultado de una convocatoria paralela del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos. Este nodo forma parte de los cinco que se han impulsado en esta primera generación iniciada a finales del año 2015.

Para la operación de este programa, la UNAM, a través de la Coordinación de Innovación y Desarrollo, conformó una alianza con la Universidad Anáhuac con la intención de desarrollar tecnologías que tengan un impacto social para todas las personas.

En el lanzamiento de este Nodo se contó con la participación del director general del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza; el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers; el rector de la Universidad Anáhuac, Cipriano Sánchez García, y el presidente de la Comisión de Propiedad Industrial e Intelectual de la Concamin, Roberto Arochi, entre otros.

Enrique Cabrero mencionó que son 29 instituciones, entre universidades y centros de investigación, que se han integrado a los cinco diferentes Nodos Binacionales de Innovación a lo largo de toda la república. Afirmó que en una economía mundial interconectada y basada en el conocimiento es fundamental que los innovadores registren ante la propiedad intelectual sus proyectos.

“Para que México se convierta de lleno en una economía y sociedad del conocimiento, es necesario impulsar la innovación pues es una herramienta fundamental para cerrar el círculo y hacer crecer la economía profundizando la competitividad”, explicó Cabrero Mendoza.

Además, dijo que en el Conacyt han trabajado para crear —entre todos los actores— una cultura del emprendimiento en el país, por lo que hay que identificar y vencer los obstáculos alrededor del tema. “Nos queda claro que México tiene un alto potencial sobre las capacidades de innovación, pues en los rankings económicos la variable de innovación es una de las de mayor peso”, explicó el directivo del Conacyt.

Por tanto, dijo que los NoBI buscan fortalecer las capacidades de las instituciones en torno al emprendimiento y conjuntar los esfuerzos de ambos lados de la frontera para hacer crecer proyectos con base científica y tecnológica.

“Estos nodos reciben más de 36 millones de pesos y formarán a más de 100 equipos de emprendedores de base tecnológica al año, apoyándolos desde sus pruebas de concepto, validación comercial”, aseguró.

Replicar las buenas prácticas internacionales para estimular a los emprendedores es uno de los objetivos por el cual están trabajando, esto a través de programas y políticas para que algunos proyectos se sustenten en la innovación, expresó Enrique Cabrero Mendoza.

El rector de la UNAM, Enrique Graue, explicó que la formalización de este Nodo Binacional de Innovación dotará a los investigadores y académicos de las herramientas económicas para vincular los desarrollos tecnológicos con la industria.

“Este nodo con sede en la Ciudad de México permitirá establecer alianzas y logros con otras instituciones nacionales y extranjeras; bajo la perspectiva dual se fomentara así el desarrollo y bienestar de la sociedad mexicana”, agregó Enrique Graue Wiechers.

Asimismo, el rector de la máxima casa de estudios reconoció la labor de los diferentes actores que han logrado conjuntar esfuerzos para establecer la alianza que se concretó en vías de promover el emprendimiento de base tecnológica de alto impacto.

El rector de la Universidad Anáhuac afirmó que el objetivo de aliarse en este tipo de iniciativas es virtud de que el trabajo de los académicos e investigadores pueda tener un mayor fruto. “Hoy en día está claro que no podemos caminar solos y necesitamos de estos nodos en los cuales todos se pueden beneficiar con las ventajas que nos ofrecemos mutuamente”, reconoció Cipriano Sánchez García en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

El emprendimiento en la actualidad se ha convertido en una de las grandes herramientas, admitió Sánchez García, pues se ha democratizado la posibilidad de ser empresarios. “Ya no se necesitan muchos millones para ser exitoso, lo que se necesita son muchas ideas, y sobre todo ser muy creativo en las ideas que se desarrollan”, concluyó.