Es Lo Cotidiano

Laura Gallardo su primaria y secundaria con el programa “El buen juez por su casa empieza”

“Antes yo era intendente, ahora soy recepcionista, ya di un pasito hacia arriba”: Laur
Inaeba
Laura Gallardo
Laura Gallardo su primaria y secundaria con el programa “El buen juez por su casa empieza”

León, Gto. Cuando Laura era una niña, estudió hasta el quinto grado de primaria porque su papá no le permitió seguir en la escuela; él le decía que, por ser mujer, su papel era estar en casa y aprender labores del hogar. 

Eso truncó su educación y sus sueños. 

Pero ahora, a sus 48 años, Laura logró concluir su educación básica con el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA) y con sus certificados oficiales en mano pudo cambiar de trabajo. “Gracias a Dios y al INAEBA ahora tengo una mejor calidad de vida; antes trabajaba de intendente y ahora estoy como recepcionista, ya di un pasito hacia arriba”, dice orgullosa de sí misma.

Cuando Laura trabajaba como intendente, asistió a círculos de estudio para poder obtener el certificado oficial de primaria; ella fue beneficiada con el programa “El Buen Juez por su casa empieza”, con el cual se atiende a personal que se encuentra en rezago educativo y labora en presidencias municipales, como la de Huanímaro.

Además, su esfuerzo fue también un ejemplo para su hijo Juan Manuel de 16 años, al ver el empeño de su mamá, también está convencido de que la educación transforma vidas.

Laura invita a la población de 15 años y más, que viven en rezago educativo, a aprovechar esta oportunidad. “Es una maravilla para nosotros, porque Dios me dio la oportunidad, mi hijo y yo terminamos la secundaria, yo primaria y secundaria; que se animen que se acerquen para que conozcan una oportunidad de vida que nos dan con el programa de INAEBA. Voy a continuar con la prepa, mi hijo dice que, si entro yo, entra él”.

El objetivo de este programa es atender a los servidores públicos que se encuentran en condición de analfabetismo y rezago educativo en las áreas del gobierno municipal, con la finalidad de fortalecer el capital humano, para que todos los servidores públicos, que así lo deseen.

Con la dependencia estatal pueden aprender a leer y escribir, concluir su primaria o secundaria los servidores públicos de 15 años en adelante que requieran de este servicio, el municipio proporciona el espacio, días y horarios para impartir las asesorías académicas a sus colaboradores inscritos hasta que obtengan su constancia de alfabetización y/o su certificado oficial de educación básica.

Los trabajadores municipales tendrán mejores oportunidades de crecimiento personal, laboral y de autoestima.

El gobierno municipal obtiene mayor educación de su personal, incrementa la productividad, reduce el ausentismo, facilita asimilación de nuevas tecnologías, fortalece la lealtad y el compromiso del trabajador con el municipio.

Comentarios