Buscar
02:15h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Lirio acuático, más que una plaga

Evalúan su potencial uso antimicrobiano

lirio-head-12517
lirio-head-12517

Saltillo, Coahuila. Científicos de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería Campus Guanajuato del Instituto Politécnico Nacional (IPN), utilizan extracto de lirio (Eichhornia crassipes) como agente reductor durante la síntesis para la obtención de nanopartículas de plata (Ag) y evalúan su potencial actividad antimicrobiana.  

“Este proyecto trata de utilizar Eichhornia crassipes, comúnmente conocido como lirio, para sintetizar estas nanopartículas de plata. El lirio es una plaga que, en ciertos mantos acuíferos, no permite el crecimiento de la vida acuática y, en algunas ciudades donde los ríos pasan por el centro de las urbes, puede causar inundaciones y potenciales daños”, comentó Tomás Arturo Gallegos De los Santos, colaborador del proyecto y estudiante de Ingeniería Biotecnológica de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería Campus Guanajuato del IPN.   

Este proyecto es coordinado por los doctores Juan Carlos Martínez Espinosa y Raúl Carrera Cerritos, profesores – investigadores de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería Campus Guanajuato del IPN.

El objetivo de la investigación fue sintetizar nanopartículas de plata utilizando el extracto de lirio como agente reductor, así como la evaluación de su actividad antimicrobiana con Escherichia coli y Staphylococcus aureus.

El colaborador Gallegos de los Santos, indicó que el uso del lirio puede ayudar en factores medioambientales, ya que es una oportunidad de darle uso a una planta que, cuando la sacan de los ríos no es aprovechada, salvo algunos casos en que se utiliza como composta.

“Consideramos que el uso de estas nanopartículas, y por ser de síntesis verde a comparación de la síntesis química, tiene potenciales usos en otro tipo de organismos. Podemos utilizarlo como un plaguicida para eliminar hongos y bacterias que afecten y otras posibles aplicaciones que estamos analizando, en conjunto con otros extractos”, añadió.

De acuerdo al proyecto, la nanotecnología colabora en la búsqueda de alternativas para mejorar las condiciones de vida de los seres humanos en campos como la salud y medio ambiente. Los efectos antimicrobianos de iones o sales de plata son bien conocidos; sin embargo, los efectos de las nanopartículas de plata sobre microorganismos y el mecanismo antimicrobiano han sido validados recientemente para diferentes cepas microbiológicas.

“Se quiere utilizar esta planta para sintetizar nanopartículas de plata que tienen un efecto probado antimicrobiano, obviamente obteniendo extractos de esta planta, de su hoja y sometiéndolo a diferentes condiciones de temperatura, presión y pH (potencial hidrógeno)”, agregó Gallegos De los Santos.

Entre los principales resultados se obtuvieron nanopartículas con diámetros inferiores a 50 nanómetros (nm) y el aumento en la absorbancia se observó hasta los 180 minutos.

De acuerdo a la investigación, en el proceso de reducción de Nitrato de Plata se evaluaron muestras a diferentes tiempos de reacción (30, 60, 120 y 180 minutos) mediante la técnica espectrofotométrica UV-Vis.

El colaborador Gallegos De los Santos, señaló que han obtenido buenos resultados de actividad antimicrobiana, alcanzando entre un 20 y 30 por ciento en el halo de inhibición y quedan pendientes resultados de evaluación sobre Candidiasis.

Las nanopartículas obtenidas se evaluaron a los 120 minutos, después del comienzo de la reacción química, y se registró una mayor actividad antimicrobiana (mayor inhibición) en Escherichia coli, en contraste con Staphylococcus aureus que presentó mayor resistencia a la concentración de nanopartículas.

“Pensamos al tener todos los resultados hacer una publicación, pero que no sólo se quede en ciencia básica, sino llevarlo a ciencia aplicada. Hemos escalado el proceso de 250 mililitros que producíamos, ahora vamos en 1 litro y 5 litros. Queremos ver qué tanto lo podemos escalar y que las propiedades se conserven para llevarlo a una aplicación en beneficio de las personas”, subrayó el científico.

Control antimicrobiano

Según el proyecto, estos resultados sugieren que las nanopartículas de plata, sintetizadas por el método sustentable, pueden aplicarse como inhibidores efectivos del crecimiento en diferentes microorganismos, con potencial uso en diversas áreas y sistemas de control antimicrobiano modificando su concentración.

A futuro, los investigadores contemplan evaluar la efectividad de estas nanopartículas sobre diversos hongos de merman la producción agrícola.

“Como fungicida, a perspectiva, queremos usarlo contra el hongo Aspergillus niger o alguna otra cepa que afecta al crecimiento de plantas como el maíz. Esto podría ayudar a erradicarlo y no contaminar tanto con otros compuestos químicos que se utilizan actualmente”, puntualizó el colaborador Gallegos De los Santos.