Es Lo Cotidiano

México debe abrirse al mundo y disminuir su dependencia económica de EE.U: Académico UG

"Es momento de repensar qué tan beneficiosa ha sido la dependencia hacia EE.UU. y aprovechar que México es el país que tiene más tratados de libre comercio en el mundo"

México debe abrirse al mundo y disminuir su dependencia económica de EE.U: Académico UG

Guanajuato, Gto. Ante un escenario en el que los mexicanos “podemos esperar lo peor” con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, es momento de repensar qué tan beneficiosa ha sido la dependencia hacia EE.UU. y aprovechar que México es el país que tiene más tratados de libre comercio en el mundo, sostuvo el investigador Dr. Fernando Díaz Pérez. 

El también Director del Departamento de Gestión Pública de la Universidad de Guanajuato (UG), reconoció que se vislumbra un panorama muy complejo “porque el presidente Trump tiene una agenda muy local y aislacionista. Además de que nosotros (los mexicanos) somos el enemigo favorito, el pretexto para muchas de sus propuestas”.

Es preocupante porque nuestro gobierno no tiene un plan, consideró. “Si nos van a quitar el Tratado de Libre Comercio, hay que recordar que México es el país que tiene más tratados de libre comercio en el mundo”, las situaciones de crisis también podemos transformarlas en situaciones de oportunidad.Si los norteamericanos no quieren nuestros productos, tenemos un tratado de libre comercio con Europa, con Colombia, con Israel, Chile, Japón, China, agregó.

El Dr. Díaz Pérez también consideró oportuno pensar qué tan sensato es tener el 90 por ciento de nuestro comercio exterior enfocado sólo hacia un mercado, el estadounidense, y sostuvo que es pertinente instrumentar esos otros tratados, “abrirnos realmente hacia el mundo, no sólo hacia Estados Unidos”.

Lo anterior, porque el escenario económico que se vislumbra, sobre todo con las amenazas de Trump a las empresas para que dejen de invertir en México, en opinión del investigador es preocupante, y obliga a replantear las políticas públicas que se han implementado. 

Desde su perspectiva, se está acabando el mito de la inversión extranjera, pues durante años se ha vendido la idea de que México necesita de la inversión extranjera para crecer, sin embargo, los hechos demuestran que “la inversión extranjera se va a ir a donde le conviene, y ahora, por lo menos políticamente les conviene irse, aunque económicamente no”, recalcó.

Recordó que el presidente Trump ha expresado su rechazo a los términos del Tratado de Libre Comercio, debido a que derivado de él, muchas grandes empresas norteamericanas han trasladado las plantas y procesos a México para abaratar sus productos. 

“Los estadounidenses deberían estar más preocupados, porque viene un incremento en el precio de sus productos, concretamente los automóviles”. Esto, porque la diferencia entre los salarios que pagan a un trabajador mexicano y un estadounidense es abismal, afirmó el investigador. 

Cuestionado sobre la posibilidad de que el sistema de pesos y contrapesos del gobierno estadounidense frene algunas propuestas del presidente estadounidense, el Dr. Díaz Pérez se mostró poco optimista, pues por primera vez en muchísimos años, los republicanos dominan el Senado y la Asamblea de Representantes, por tanto, Trump tiene el respaldo legislativo para sus propuestas. Además, muchas de ellas puede llevarlas a cabo con acciones ejecutivas, advirtió.

El Dr. Díaz Pérez, miembro del Cuerpo Académico “Gobierno, Instituciones y Organizaciones en el contexto de la globalización”, recordó que Donald Trump es el mandatario norteamericano tiene factores en contra, pues llegó con el índice más negativo en la historia, y las grandes personalidades del partido republicano no lo apoyaron. Además, su gabinete es de personajes millonarios, pero con poca experiencia en la administración pública.

“¿Hay riesgos? Sí, hay muchísimos. El escenario es terrorífico, de gran incertidumbre, porque no sabemos si nos vamos a despertar con la noticia de una ocurrencia”, admitió.

Sobre la posibilidad de que se den deportaciones masivas, destacó que hay una parte significativa de la sociedad norteamericana que no quiere a los migrantes. “Al mismo Obama no le ha importado separar familias, con Trump puede seguir esta tendencia, e incrementarse”.

Ante este panorama, el Dr. Díaz Pérez insistió en que “es momento de apoyar a los que apoyan al país”, por lo que consideró relevante y oportuno el acuerdo de las cámaras empresariales para promover el consumo de productos hechos en México.

Los ciudadanos pueden colaborar ejerciendo  la “soberanía del consumidor”, dijo el investigador. A las firmas o empresas que no apoyan a México, hay que pegarles donde les duele. “Si no estás favoreciendo a mi país o a mi comunidad, pues no te compro”. Además, recordó que “un gran comprador de todo es el gobierno, y con sus compras pueden favorecer a determinadas empresas, las que apoyan al país”, concluyó.

Comentarios