Es Lo Cotidiano

Participa CIMAT Aguascalientes en 5a reunión nacional de la Industria Automotriz

Participa CIMAT Aguascalientes en 5a reunión nacional de la Industria Automotriz

Guanajuato, Gto. La industria automotriz de México necesita vincularse más con centros de investigación, así como beneficiarse de los recursos humanos de alto nivel que proveen, para así aprovechar el potencial de nuestro país en materia de investigación y desarrollo.

Así lo dijo el presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, Eduardo Solís Sánchez, en el marco de la quinta reunión del Grupo Nacional de Instituciones Académicas y Centros de Investigación de la Industria Automotriz que se celebró este viernes 6 de mayo en el Centro Interactivo de Ciencia y Tecnología de Aguascalientes. 

Instituciones como el Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT) pueden proveer del conocimiento y de los recursos humanos calificados para realizar la investigación científica y tecnológica necesaria para desarrollar una industria automotriz que compita globalmente.

Desde 2015, el Grupo Nacional de Instituciones Académicas y Centros de Investigación de la Industria Automotriz se ha reunido cada dos meses en sedes itinerantes y en esta ocasión la institución anfitriona fue la Unidad Aguascalientes del Centro de Investigación en Matemáticas. 

Solís Sánchez comentó que “es fundamental que no sólo seamos reconocidos como un país armador de vehículos, sino que seamos reconocidos por nuestro nivel de ingeniería”.

Explicó que para la industria automotriz mexicana el poder trabajar con centros de investigación representa actualmente la parte más alta de la cadena de valor, pues lo que se necesita para competir a nivel mundial es capital humano altamente calificado.

El presidente de la AMIA urgió a aprovechar el bono demográfico con el que cuenta México. Ejemplificó que el promedio de edad en las escuelas de ingeniería de Estados Unidos es de 50 años mientras que en México es de 27 años. 

Más aún, en Estados Unidos por cada ingeniero que se jubila solo egresa un nuevo ingeniero mientras que en México se jubila uno y egresan 10. Pero la ventaja de esta pirámide demográfica, advirtió, sólo durará 40 años. Actualmente la plantilla productiva de la industria automotriz en México se compone de técnicos en un 70%; administrativos un 15% y sólo el 15% son ingenieros.

Eduardo Solís dijo que México compite “con mano de obra, cuando lo que se necesita es contar con una ingeniería competitiva”. El líder de la AMIA también urgió al gobierno federal a brindar incentivos fiscales apropiados para evitar la pérdida de inversiones. “Dejamos ir centros de ingeniería por no poder competir con las tesorerías de otros países”.

Durante la reunión trascendió que la industria automotriz mexicana se enfrentará a competidores emergentes como Tailandia, Sudáfrica, Indonesia, Turquía y Argentina por lo que se requerirá no solo capital humano de clase mundial sino una política integral de largo aliento en la que participen gobierno, academia e industria.

Otro reto lo representan los proveedores de segundo nivel pues actualmente los proveedores de autopartes importan el 86% de sus insumos. “El reto más grande de la cadena de suministro de la industria es poder integrar a los proveedores de segundo nivel, ha sido un reto muy grande por muchos años pues por lo general la pequeña y mediana empresa no tiene el perfil que se requiere en capacidad, financiamiento o certificación de procesos y es un problema que involucra a los gobiernos locales y federal”, dijo Solís.

Tras destacar la importancia económica del sector automotriz, el director general del CIMAT, José Antonio de la Peña, realizó una presentación de las tareas sustantivas que se realizan en el Centro y puso a disposición del sector industrial el conocimiento experto que tiene la institución en áreas como la estadística, la modelación y las matemáticas aplicadas. 

El doctor De la Peña se refirió a un esfuerzo conjunto del Conacyt y el gobierno de Aguascalientes destinado a crear un sistema de inteligencia de mercado desde el cual se identificarían las variables de mayor impacto para la productividad y competitividad de las empresas. 

El sistema contará con el apoyo de 12 centros de investigación del Conacyt. “El propósito es desarrollar una agenda propia de desarrollo tecnológico e innovación pues a la fecha seguimos siendo fundamentalmente un país armador de autos: el reto es hacer de la industria automotriz una palanca de innovación y progreso nacional”. 

El director del CIMAT también invitó a trabajar de manera colaborativa para que las empresas del país sean capaces de desarrollar los componentes del auto del futuro. 

Por su parte, la licenciada Verónica Orendain de los Santos, directora general de Industrias Pesadas y Alta Tecnología de la Secretaría de Economía, urgió a trabajar de cerca con el poder legislativo de manera que se cuente con una cartera de incentivos adecuados para detonar la inversión en ciencia y tecnología dentro del sector automotriz. 

En la quinta reunión del Grupo Nacional de Instituciones Académicas y Centros de Investigación de la Industria Automotriz participaron cerca de 90 representantes de la industria automotriz, centros educativos y funcionarios de gobierno.

Comentarios