Es Lo Cotidiano

Proponen investigadores UG a la moringa como biofungicida

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, es un género de arbustos y árboles con múltiples usos: todas sus partes -corteza, vainas, hojas, nueces, semillas, tubérculos, raíces y flores- son comestibles

Proponen investigadores UG a la moringa como biofungicida

Celaya, Gto. El desarrollo de biofungicidas parece ser la clave para el control de enfermedades causadas por hongos patógenos, reducir las cifras en las pérdidas de cultivos y a su vez minimizar los impactos al ambiente. Así lo dio a conocer el Dr. Luis Antonio Mariscal, investigador en el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) quien trabaja con el Dr. Jesús Rubén Rodríguez, profesor investigador de la Universidad de Guanajuato (UG).

“Analizando diferentes alternativas que pudieran funcionar como agentes fungicidas de origen natural. Se optó por emplear extractos vegetales con el fin de que 'una planta cuide a otra planta' pues es más seguro tanto con el ambiente como con la salud humana, que un fungicida químico y menos costoso”, explicó el Dr. Rubén Núñez.

Después de varios estudios realizados a la moringa, los investigadores decidieron emplearla para el estudio con diferentes hongos que causan la descomposición de raíz y tallo en hortalizas y cereales, tizones foliares en cereales y hortalizas y marchites o secadera en cultivos de hoja.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la moringa es un género de arbustos y árboles con múltiples usos: sus hojas, raíces y vainas no maduras se consumen como hortaliza. Todas las partes del árbol de moringa -corteza, vainas, hojas, nueces, semillas, tubérculos, raíces y flores- son comestibles.

Dentro del laboratorio de fitopatología del INIFAP, haciendo uso de técnicas microbiológicas, se encontró que 4 de 6 géneros de hongos aplicando extracto de moringa se inhibe su crecimiento por lo que el siguiente paso es probar los extractos directamente sobre una planta o fruto infectado con cualquiera de los hongos estudiados.

Si se comprueba su eficacia, podrían ser los primeros pasos en la creación de un nuevo biofungicida lo cual representaría una solución menos agresiva con el ambiente y redundar en el desarrollo de un mundo mejor mediante el uso y desarrollo de nuevas innovaciones tecnológicas.

Los resultados en laboratorio han sido exitosos dijo el Dr. Rubén Núñez, “esperamos poder aplicarlo ahora directamente en los cultivos, para probar su eficiencia para posterior sacarlo al mercado, por lo pronto  se requiere más trabajo y pruebas”.

A nivel mundial se ha comprobado que el uso de productos químicos como agentes fungicidas o pesticidas para curar cultivos han tenido un impacto sobre la salud humana y se les atribuyen problemas respiratorios, trastornos de memoria, enfermedades de la piel, depresión abortos, defectos de nacimiento, cáncer y enfermedades neurológicas; y los biofungicidas parecen ser la clave para el control de enfermedades causadas por hongos y con esto se busca reducir las cifras en las pérdidas de cultivos y a su vez mitigar los problemas de salud global.

Comentarios