Es lo Cotidiano

La satisfacción más grande es disfrutar tu trabajo: Físico Octavio Obregón

La satisfacción más grande es disfrutar tu trabajo: Físico Octavio Obregón

Guanajuato, Gto. “Si yo hubiera querido ser músico hubiera sido bastante malo. En cambio para la Física y las Matemáticas desde la secundaria siempre fui hábil, y siempre me gustó mucho”, afirma el Dr. Octavio Obregón Díaz, profesor e investigador de la Universidad de Guanajuato, quien próximamente recibirá el Doctorado Honoris Causa -el segundo que obtiene en su trayectoria-, esta vez por parte de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Para otorgar esta distinción, la BUAP tomó en cuenta las importantes aportaciones que ha hecho el Dr. Obregón a la Física, específicamente en el campo de la gravitación, la teoría de campos y la teoría de cuerdas.

Entrevistado al respecto, el catedrático de la Universidad de Guanajuato expresó su agradecimiento a la BUAP y dijo que este reconocimiento representa un gran honor y es muy satisfactorio, porque es fruto de su labor diaria. 

Sin embargo, consideró que “la satisfacción más grande es simplemente que a uno le gusta su trabajo, lo sigue haciendo con entusiasmo y lo hace además con colegas”.

Por eso, insiste en que lo más importante es que cada persona identifique sus habilidades y seguir en esa dirección. “A mí por ejemplo “me encanta escuchar música, me gusta platicar con los músicos, pero tengo un oído musical muy malo. Si yo hubiera querido ser músico hubiera sido bastante malo”, reconoce. 

El Dr. Obregón Díaz siguió su vocación científica, y actualmente es uno de los físicos mexicanos más reconocidos a nivel internacional, impulsor del estudio de la gravitación en México y promotor de la institucionalización de grupos de investigación. 

Ha recibido múltiples distinciones, entre los que destaca el Doctorado Honoris Causa por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana, en 2012; el premio Crónica 2015 por su trabajo de divulgación científica; el nombramiento como Investigador Emérito del Sistema Nacional de Investigadores, en 2011 y el premio al Desarrollo de la Física en México, Sociedad Mexicana de Física, 2012, por mencionar solo algunos de los más recientes.

Sin embargo, revela que lo que más le satisface es “sentarme y hacer cálculos con la pluma y decirles a mis colegas jóvenes que corramos un pequeño programa para ver si checan algunas cosas, eso me divierte mucho, me la paso muy bien”. En resumen, su satisfacción más grande es trabajar.

También considera muy gratificante haber tenido la oportunidad de colaborar con colegas muy destacados “gente inteligente, algunos muy famosos, todos inteligentes y muy capaces”, entre los que mencionó a Stephen Hawking,  Juan José Giambiagi y Carlos Bollini.

Tuvo además el honor de que Julius Wess -quien uno de los teóricos físicos más importantes del mundo- escribiera un artículo en honor del Dr. Obregón, cuando este cumplió 60 años. 

Por eso, insiste en que los jóvenes deben buscar sus habilidades, “que se dediquen a eso, a lo que son hábiles, ahí van a tener éxito”, concluye.

Comentarios