jueves. 19.05.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

UG hace un llamado a no bajar la guardia frente al Ómicron

Es menos letal, pero la cifra de contagios puede alterar el funcionamiento social
covid
UG hace un llamado a no bajar la guardia frente al Ómicron
UG hace un llamado a no bajar la guardia frente al Ómicron

Guanajuato. El surgimiento de nuevas variantes del virus causante de la COVID-19, ha puesto en marcha diversos estudios, análisis, y acciones para salvaguardar a las personas y tratar de mantener el funcionamiento de la sociedad. Al respecto, la Dra. Juana Elizabeth Reyes Martínez, experta en inmunología, habló de las recomendaciones que han comprobado su eficacia para prevenir contagios o daños graves a la salud.  

La Dra. Juana Elizabeth Reyes Martínez, profesora de inmunología en el Departamento de Biología de la Universidad de Guanajuato (UG), informó que la Organización Nacional de Salud descubrió muchas variantes de COVID, cinco de estás han adquirido la atención del sector salud debido a sus características de contagios y por generar síntomas más severos, estás se reconocen como la variante Alfa, Beta, Gamma, Delta y Ómicron. 

De las cuales Delta y Ómicron han demostrado tener un nivel más alto de contagios a nivel internacional, con síntomas comunes que no varían mucho de la cepa original SARS-CoV-2, que son inflamación de la garganta, fiebre, tos, cansancio, dolor muscular, dolor de cabeza, pérdida del olfato y del gusto, congestión nasal, en ocasiones puede ocasionar náuseas, vómito e incluso diarrea. 

La Dra. Reyes comentó que existe una característica importante de la nueva variante Ómicron, que ataca a las vías aéreas superiores, y causa más alteraciones en la garganta, cuerdas vocales, y nariz. Sin embargo, al ser el mismo virus con otras características, sigue siendo peligrosa, por lo cual no se debe bajar la guardia.  

Mencionó que los contagios van más allá de los síntomas físicos, ya que, aunque no afecte de manera letal a toda la población, al tener muchas personas contagiadas pueden afectar la capacidad de trabajo de las personas, si se traslada al sistema básico como el grupo de bomberos, policías, o médicos, afectaría el funcionamiento social.  

Cabe resaltar que todas las personas se pueden contagiar de este virus, sin embargo, existe una población vulnerable debido a que su sistema inmunológico se ve comprometido, como las personas de la tercera edad, quienes padecen enfermedades crónicas, que hayan recibido un trasplante, que estén bajo tratamiento contra el cáncer o con enfermedades que afecten el sistema inmune como pacientes con VIH.  

Vacunación y uso de cubrebocas, factores clave 

Es por esto que la vacunación es altamente recomendada, aclaró que no funciona como prevención de contagios, sino para que la población infectada tenga síntomas menos severos. Para la prevención es importante el aislamiento, sobre todo si se tienen síntomas o si se tuvo contacto con personas infectadas.  

Así, se recomienda la aplicación de la segunda y tercera dosis ya que aumenta los anticuerpos que protegen contra el virus, sin embargo, una cuarta dosis ya no incrementa esta protección y por lo tanto no es necesaria. Las personas que tienen o tuvieron COVID deben esperar 30 días antes de vacunarse ya que puede generar efectos no deseados.  

Para saber si se tiene el virus, es necesario realizar una prueba; al respecto, la académica explicó que la prueba de antígenos puede realizarse al tener síntomas, sin embargo, es posible que de un falso negativo, ya que pueden no detectar la enfermedad a pesar de tenerla; también existe la prueba PCR, la cual es altamente confiable y se puede realizar cuando se tenga sospecha de haber adquirido el virus o de 5 a 7 días después de estar en contacto con una persona con el virus. 

Además de las vacunas, es importante el uso continuo y adecuado del cubrebocas, tapando nariz y boca, de preferencia con una certificación tipo el KN95, ya que es el más efectivo para evitar la propagación del virus. Las mascarillas de tela no tienen gran protección, además al humedecerse dejan de proteger, al igual que las quirúrgicas, y las mascarillas con válvulas sólo evitan que la persona que lo usa se infecte, sin embargo, las partículas del virus si pueden salir y generar contagios si la persona esta infectada. 

La Dra. Reyes enfatizó que la virtualidad funge como periodo de adaptación, que permite realizar las actividades de manera funcional, para evitar que este virus se propague y genere mayores contagios que den como resultado nuevas cepas, y con esto un deterioro social en materia educativa, social, económica e incluso de seguridad. 

Finalmente, la académica resaltó la importancia de la salud física y la mental, por lo que invita a la comunidad a ayudar y prevenir cualquier daño más allá del aspecto físico. 

Comentarios