Es Lo Cotidiano

ENTREVISTA CON EL PRESIDENTE DEL CONSEJO DIRECTIVO DEL ICL

Alfonso Barajas Medina: La carta pendiente

Alfonso Barajas Medina: La carta pendiente

Alfonso Barajas es un conocido constructor de la ciudad de León; desde el anterior ayuntamiento ha estado en el cargo de consejero  presidente del Instituto Cultural de León. Ahora está en la palestra uno de los proyectos más importantes de estas gestiones: el MIL (Museo de Identidades Leonesas). Por causa de este proyecto algunas voces han pedido, desde la separación del cargo hasta su dimisión. Sólo una de esas voces mandó una carta a los demás consejeros para solicitar, no su dimisión, sólo la separación del cargo, mientras dura la investigación en curso de la contraloría municipal sobre el asunto. Sin embargo, mientras se da voz a las voces opositoras, muy pocos le preguntan la situación a él. Así que fuimos a platicar un poco, y esto dijo:

Estimado... gracias por la oportunidad y el interés en el tema.

Como sabemos, mi cargo es honorario. Los consejeros ciudadanos no percibimos sueldo alguno. Quienes participamos en ello lo hacemos por la honesta inquietud de aportar nuestro tiempo e ideas a la institución. Puedo decir que todos están ahí por esto.

Los consejeros opinamos, sugerimos, aportamos ideas, pero las decisiones las tomamos la mayoría. Por eso es consejo colegiado.

Sobre la o las personas que escriben sobre del tema, todo mi respeto, agradecido con el interés que muestran y que tengan la seguridad de que, así como logré bajar el recurso para el MIL, para Luis Long, para el Doblado y las nuevas oficinas, como también para otros muchos proyectos, así también es mi compromiso que el proyecto del MIL esté sano. Nadie ha tocado ese dinero salvo una parte que ya  se invirtió en la primera etapa de la restauración de la ex cárcel.

Es obligación de este consejo transparentar y sacar adelante este importante proyecto cultural.

Les pediría, por favor, a todos aquellos que se interesen en el tema, se acerquen al ICL. Ahí podrán obtener toda la información; y por qué no, propongo a quien esté interesado, una reunión abierta para explicar el proyecto completo y todo su proceso. Es nuestra obligación aclarar la manera en que se está manejando este recurso, y a que dependencia toca cada una de sus etapas.

Por otro lado, estén seguros de la honestidad y honorabilidad de todos los que integramos este consejo.

Las puertas del instituto están abiertas para cualquier aclaración, y saber que Sebastián Serra tiene todo nuestro apoyo para que, luego de sortear este bache, sólo queda que empuje con mucha fuerza el proyecto. Él tiene un consejo que lo apoya. Limpio el terreno, le queda entonces acelerar los procesos, ya que recordemos que todos y todas, a los consejeros nos convence y apoyamos, sin dudar, que el proyecto salga adelante.

Adelantándome, y conociendo el momento del proyecto, deberá estar inaugurado a final de este año.

A quien le toca solicitar la separación de mi cargo es al consejo en pleno.

Si existe o no un interés particular de pedir mi separación, lo desconozco. Sólo sé que la participación ciudadana es importante y es  una valiosa manera de generar conciencia. Pero vuelvo a mencionar que los consejeros en el ICL estamos por la honestidad, todos.

Reconozco en el ambiente cultural gente honesta e interesada en enriquecer su ámbito.

Muchas gracias.

Comentarios