sábado. 28.05.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

El ensamble Eolos inicia temporada 'Solistas de la OSUG' en Teatro Principal

 Interpretan obras Beethoven y Manuel M. Ponce

El ensamble Eolos inicia temporada 'Solistas de la OSUG' en Teatro Principal

Guanajuato, Gto.  El ensamble de reciente creación “Eolos” se presentó con muy buena aceptación por parte del público en el Teatro Principal como parte del ciclo “Solistas de la OSUG”.

Dicho ensamble está conformado por tres integrantes de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato: Fidel Berrones en el violín, Luis Barajas en el violonchelo e Iván Hugo Figueroa al piano.  “Eolos” es un nombre que proviene de la mitología griega y es de tres personajes distintos –hijo de Helén, de Poseidón y de Hípotes- en el escenario estuvieron presentes tres personajes distintos que se fusionaron a través del poder de la música.

Con una excelente ejecución y dominio de su instrumento los solistas de la OSUG interpretaron obras de los reconocidos compositores: Beethoven y Manuel M. Ponce.

En principio los músicos tocaron el “Trío romántico, para violín, violonchelo y piano” de Manuel M. Ponce siguiendo los preceptos que originan el ensamble: interpretar música mexicana. “Eolos” tocó con habilidad los cuatro movimientos de la obra, la cual tiene un carácter discursivo cercano a la variación con elementos líricos y románticos.

El concierto culminó con la interpretación de “Trío en Re mayor, op. 70 no. 1” obra escrita para piano, violín y violonchelo de Ludwig van Beethoven. El famoso y destacado compositor escribió dicha obra en 1808, tiempo en el que ya estaba consciente de su irremediable sordera por lo que según el crítico musical Arturo Reverter menciona que Beethoven transgrede la forma o la reinventa siempre con la búsqueda para la expresión de sus postulados personales.

Estructurado en tres movimientos recibe el sobrenombre de “Ghost-Trio” (“Trío de los espíritus”), apelativo que proviene de los trémolos pianísticos y motivos quebrados, a media voz, del segundo movimiento.

Emprender el reto de interpretar música de cámara es una de las más arduas tareas de los músicos profesionales y el ensamble “Eolos” constató que el talento y la disposición para hacer música crean atmósferas cautivadoras y favorecedoras como la que se originó la noche del concierto.

Comentarios