Es Lo Cotidiano

UNA DE LAS CIUDADES MÁS COMPLEJAS DE ESTA REGIÓN

El IEC invita a las Plazuelas en el municipio de Pénjamo

El IEC invita a las Plazuelas en el municipio de Pénjamo

Guanajuato, Gto. En estas vacaciones de verano, el Instituto Estatal de la Cultura pone a disposición de todos los visitantes dicha exhibición en su Centro de Atención a Visitantes (CAV).

Lugar donde iniciará tu gran aventura por Plazuelas, que está situada en las estribaciones sureñas de la sierra de Pénjamo, al suroeste de la sierra de Guanajuato, donde se hallan los vestigios de una de las ciudades más complejas de esta región.

Sobre tres laderas que separan dos barrancas –Los Cuijes al oeste y Agua Nacida al este–, los edificios fueron construidos de manera dispersa, comunicándose entre sí a través de largas calzadas y veredas que suben y bajan entre los cerros, y en donde un manantial, El Agua Nacida, es el punto de confluencia de ellos.

La ocupación de este sitio se dio entre 600 y 900 d.C., periodo en el que el territorio del actual estado de Guanajuato alcanzó su mayor densidad de población. Plazuelas es la primera zona arqueológica del estado abierta al público (2006).

El horario de visita es de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas (último recorrido a las 17:00 horas). Y tiene un costo de recuperación de 30 pesos para mayores de 12 años y de 10 pesos para mayores de 5 y menores de 12 años.

Se recomienda llevar zapatos cómodos, sombrero o gorra, protector solar y agua. Se prohíbe entrar con alimentos y bebidas embriagantes, cigarros, pipas y armas; mascotas, el uso de equipo de fotografía y filmación profesional; entrar con carreolas, bicicletas, motos y cualquier otro vehículo no autorizado.

Y ya estando ahí, no dejes de visitar la exposición “Chaak. Dios del agua en los códices mayas”, que surge de los ecosistemas de alta diversidad que conforman los humedales presentes en el área maya, los cuales permitieron que desde la fase formativa de esta sociedad se desarrollara un complejo cultural en el que se interrelacionaron aspectos de índole religioso, ambiental y astronómico.

Del gran acervo de manuscritos pictóricos de los mayas prehispánicos solo se conservan tres, los códices de Dresden, Madrid y París, en ellos aparecen frecuentemente representaciones de fenómenos meteorológicos que fueron registrados y vinculados con el movimiento de los cuerpos celestes.

En esta visión cosmogónica Chaak, el dios del agua y de las lluvias, al igual que otras deidades, desempeñaron un papel determinante en el control de lluvias, vientos y tormentas, elementos que podían ser dirigidos a la tierra para beneficiar la agricultura y al pueblo maya o con fines destructivos en forma de trombas y huracanes.

Comentarios