Es lo Cotidiano

DISFRUTES COTIDIANOS

Jim Steinman: batiendo alas del infierno al eclipse total • Fernando Cuevas

“El rock entendido como representación teatral de corte épico y emotivo…”

Jim Steinman
Jim Steinman
Jim Steinman: batiendo alas del infierno al eclipse total • Fernando Cuevas

 

El rock entendido como representación teatral de corte épico y emotivo, explorando la energía que emana de la guitarra escapista, de creciente coros que se sobreponen en melódica tesitura y de los solos de piano, por momentos convirtiéndose en fondo para la nostalgia: enfáticos ritmos que nos hacen correr hacia el horizonte, buscando recuperar amores perdidos o nuevas aventuras al filo del melodrama. El musical cual vehículo emocional a partir de la explosión sensible de tramas y situaciones en las que ponemos en juego nuestra capacidad para la lágrima pronta, la sonrisa desbordante en colisión con la pasión o la sensibilidad a flor de piel.

James Richard Steinman nació en Nueva York el primer día de noviembre de 1947, y desde temprana edad mostró inclinaciones artísticas; se tituló en el afamado Amherst College a finales de los sesenta, donde colaboró con la música para una adaptación de Un hombre es un hombre de Bertolt Bretch, de quien también retomó la obra Baal para ponerle sonidos; en este prolífico 1968 musicalizó la obra The Beard de Michael McClure, aún en el contexto escolar, y entregó The Dream Engine (1969) ya como alumno avanzado, musical escrito enteramente por él en vertiente distópica y del cual retomaría frases en sus canciones posteriores. A partir de estos trabajos su vínculo con el teatro se fortaleció notablemente, al grado de que ese espíritu estaría presente en el resto de sus composiciones.

En los setenta continuó colaborando con algunas obras y escribiendo música: su canción Happy Ending apareció en Food for Love (1973) de Yvonne Elliman y ese mismo año presentó More Than You Deserved (1973), musical en el que participó Marvin Lee Aday, bien conocido como Meat Loaf, con quien tuvo una asociación ampliamente reconocida, empezando por el clásico producido por Todd Rundgren Bat Out of Hell (1977), iniciador de una saga que continuó con Bat Out of Hell II: Back Into Hell (1993), en efecto regresándonos al efusivo infierno, Bat Ou of Hell III: The Monster is Loose (2006) y, a manera de síntesis, Bat Out of Hell The Musical (2017); también compuso las canciones del sensible Dead Ringer (1981), un par de Bad Attitude (1984) y otro tanto de Welcome to the Neighborghood (1995), versiones de piezas anteriores, y finalmente, Braver Than We Are (2016): una mancuerna en la que ambos estilos –composición e interpretación- congeniaron brillantemente.

Presentó Rhinegold (1974) y contribuyó con la música para The Confidence Man (1976), seguido de Neverland (1977), retomando el clásico del niño eterno y ya entrando en los ochenta, compuso la seminal música para el filme A Small Circle of Friends (Cohen, 1980), de donde surgieron varios motivos que aprovecharía después, incluyendo Making Love Out of Nothing All, convertida en pegador sencillo por Air Supply en 1983, destilando saludable miel en cada una de sus notas y reforzada por Barry Manilow con su versión de Read ‘Em and Weep, en el mismo año. Grabó Bad for Good (1981), único disco que firmó en solitario y cuyas canciones, en su mayoría, fueron después reinterpretadas, confirmando que su área fuerte era la composición, más que la interpretación.

Inició con Bonnie Tyler una fructífera colaboración, expresada en los álbumes Faster Than the Speed of Night (1983) y Secret Dreams and Forbidden Fire (1986), en el que apareció la motivadora Holding Out for a Hero, que había formado parte, a su vez, del soundtrack de Footloose (Rose, 1984); volvieron a trabajar en Free Spirit (1995). Escribió para Fire Inc. Tonight Is What It Means To Be Young y Nowhere Fast, canciones que sintetizan bien sus enfoques compositivos y que aparecen en la música de Streets of Fire (Hill, 1984); en ese mismo año, aportó su talento a Signs of Life (1984), disco de Billy Squier. La mismísima Barbra Streisand cantó su canción Left in the Dark, parte del álbum Emotion (1984), y subiéndose al cuadrilátero, le entró con una pieza a The Wrestling Album (1985). Con las oscuras criaturas de The Sisters of Mercy participó en algunos cortes de las obras Floodland (1987) y Vision Thing (1990).

Además de continuar su labor como productor durante este periodo, formó el grupo femenino Pandora’s Box, que grabó Original Sin (1989) y participó en el disco de la película Rude Awakening (Greenwalt y Ruso, 1989). Aportó las letras para el musical Whistle Down the Wind (1996) de Andrew Lloyd-Webber y participó en el disco Falling Into You (1996) de Celine Dion con la canción It’s All Coming Back To Me, además de ponerse a trabajar en Tanz der Vampire (1997), puesta en escena basada en el filme de Polanski. Después del musical Greta Garbo (2002) aportó a The Everly Brothers la pieza A Kiss Is a Terrible Thing to Waste, compuesta en los ochenta pero aparecida en el 2005, y durante los años finales continuó su labor como productor o arreglista, detrás de escena. Falleció el 19 de abril del 2020 en Connecticut, donde residía, dejando un valioso corpus de música ideal para el drama efusivo más allá de pretensión.

Comentarios