Es Lo Cotidiano

Este jueves, la OSUG en San Francisco del Rincón

Y el viernes en Guanajuato capital, con “El holandés errante”

Este jueves, la OSUG en San Francisco del Rincón

Guanajuato, Gto. Este 1 y 2 de diciembre la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (UG) llevará la tempestad a San Francisco del Rincón y Guanajuato capital con la puesta en escena de tres obras que homenajean el mar.

El holandés errante, de Richard Wagner, Cuatro interludios marinos, de Benjamin Britten y El Mar de Claude-Achille Debussy, son las magníficas obras que la OSUG, bajo la tutela de su director Titular, Roberto Beltrán Zavala, presentará el jueves 1.° de diciembre a las 19:00 horas en la Parroquia de San Francisco de Asís, en San Francisco del Rincón y el viernes 2 de diciembre en el Teatro Juárez a las 20:30 horas, este último en el marco de la celebración de los 100 años de la Química en Guanajuato. 

La presentación comenzará con la interpretación impetuosa e inquietante de El holandés errante, obra estructurada en forma sonata y cuya construcción se basa en dos temas principales: la presentación del holandés con toda su tripulación fantasma y la redención del amor después de la muerte. 

Para hacer honor a la leyenda, trompas, fagotes y cuerdas evocarán la tripulación fantasma atravesando una tempestad, seguido de los instrumentos de madera como el corno inglés y el oboe que narrarán la victoria de los amantes que se reúnen después de la muerte, temática que apunta a la ópera de Tristán e Isolda. 

Luego de esto, la OSUG presentará una obra inédita en Guanajuato: los Cuatro interludios marinos, op. 33a, del compositor británico Benjamin Britten, suite de cuatro de los seis interludios que el autor escribió para la ópera, basada en el poeta The Borough, de George Crabbe. 

En este obra, Britten explora la atmósfera del entorno marino tal como se vive en el mar del Norte, entre la violencia y la luminosidad, aspectos que se ven reflejados en la ópera y en los interludios instrumentales, donde el compositor puntúa los momentos más intensos del proceso dramático.

Finalmente, la Orquesta Sinfónica cerrará la noche con El Mar, donde Debussy muestra su capacidad de compaginar su visión del  mundo natural con el cálculo de las proporciones formales de esta obra. 

Así, a través de tres esbozos sinfónicos, en El Mar toman forma las sensaciones provocadas por la grandiosidad del piélago, su choque de olas y su diálogo con otras formas naturales como lo son la luz y el viento, ofreciendo a los espectadores una pintura digna de William Turner.

Comentarios