Es Lo Cotidiano

Sobre la mesa de literatura, danza y títeres del ICL

Sobre la mesa de literatura, danza y títeres del ICL

León, Gto. El Instituto Cultural de León reunió el martes 11 de marzo a escritores, bailarines y titiriteros para hablar de las diversas necesidades de la comunidad y los proyectos que el ICL ofrece. Hubo tres momentos claves, una buena idea y la charla se desenvolvió en dos partes.

La primera parte fue la presentación, por parte de Manuel Mesa (director de Desarrollo en las Artes del ICL), de los espacios y programas que la paramunicipal tiene para los artistas. Iban desde las presentaciones en las estaciones terminales del SIT (oruga) hasta el FIAC. Puso algunas condiciones sobre cómo participar en ellos. Hasta aquí todo fue muy formal y sin contratiempos.

En la segunda parte hubo tres momentos álgidos, que sucedieron en cuanto empezaron a participar los asistentes. Comenzó con la pertinente pregunta sobre si la danza folklórica era contemplada por parte de la institución, pues no había espacios, dinero ni promoción para el trabajo de ellos. El funcionario ofreció mediar en eso. El primer momento lo dio el coordinador de Bibliotecas Públicas Municipales, Juancarlos Porras, pues afirmó: Lo importante es el artista, perdón, el productor, que está en la cadena de producción que está entre el lector, el editor, el impresor y escritor. Por eso es importante el lector. Cuando se le cuestionó sobre lo que dijo, asumió que es un ignorante quien no lo entienda. El segundo momento fue el de Marco Ornelas, poeta, cuando en su intervención cuestionó la pedantería de los escritores y la supuesta necesidad de un espacio para la publicación. Con ello se llegó a la idea de crear una revista para esos fines. También hubo una crítica a la FeNaL, pues se considera que a ella sólo viene gente como Jordi Rosado y no hay una valoración clara por los verdaderos escritores. El tercer momento fue cuando Max Santoyo, poeta y fotógrafo, recalcó un comentario de Manuel Mesa: No hay presupuesto y no estaba previsto nada sobre lo que aquí se hable.

Este último comentario puede tener dos lecturas: por un lado, la que la mayoría de los artistas tomaron: ¿A qué vinimos? Y la que ofreció el director de Desarrollo en las Artes: ...para eso son estas mesas; para saber qué se necesita, cómo podemos prever esto y cómo obtener presupuesto para ello. A grandes rasgos, fue lo que se dijo.

Comentarios