Es Lo Cotidiano

OSUG deleita al público con concierto en el Teatro Juárez

OSUG deleita al público con concierto en el Teatro Juárez

Guanajuato, Gto. La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) ofreció un concierto la pasada noche del vienres en el que una vez más reafirmó ser una de las orquestas con más calidad interpretativa del país. 

El Teatro Juárez fue el majestuoso recinto en el que los asistentes pudieron disfrutar en primer lugar, de la presencia de la cantante holandesa Carina Vinke, quien embelesó a los escuchas con su singular y bella voz. 

La cantante subió al escenario para interpretar “Il tramonto, P.101” del compositor Ottorino Respighi (1879-1936), un poema lírico para alto y cuerdas. La delicadeza de la voz y la unión de la dulzura de las cuerdas, hicieron que el público se conmoviera desde el primer momento.  La historia relatada mediante su voz, contó el encuentro de dos amantes, quienes prometieron encontrase al día siguiente, sin embargo, el hombre es hallado muerto y frío, por lo que la canción transmite la tristeza, el dolor y el anhelo para encontar la paz.

El concierto continuó transmitiendo emociones, al seguir con la obra “Rückert Lieder” de Gustav Mahler (1860-1911). Esta pieza se compone de cinco canciones que comprenden un abanico contradictorio de sentimientos: desde soledad y pesimismo hasta alegría y sociego. La cantante Carina Vinke logró transformar su voz en un cúmulo de sensaciones que deleitaron a los escuchas. 

Es preciso mencionar que Carina Vinke ha ganado elogios de la crítica por la calidad oscura de su voz y su talento dramático, características que pudieron ser constatadas en el concierto del Teatro Juárez. Vinke nació en Holanda y se ha presentado activamente en su país y el extranjero desde la edad de nueve años.

La última obra interpretada en  fue la emblemática “Sinfonía núm. 10 en mi menor, op.93”del reconocido compositor de origen ruso Dmitri Shostakovich (1906-1975). Bajo la batuta de su director titular, Roberto Beltrán Zavala, la OSUG tocó los cuatro movimientos que integran la brillante obra.

La “Sinfonía núm. 10” de Shostakovich es considerada por la crítica como una “tragedia optimista”, en los primeros tres movimientos se presenta el sentido de la tragedia con música que incluso lleva a la introspección. Asimismo la sinfonía muestra expresiones de furia –acentuadas mediante las percusiones-, el último movimiento lleva al clímax total que refleja ya una sensación optimista que se acerca a la libertdad. 

Al terminar el concierto, el público brindó un prolongado aplauso a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato con ovaciones de pie, a causa de la excelente velada musical llena de lirismo y sublimidad. 

Comentarios