martes. 09.08.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

TODOS SOMOS BIRDMAN

Reseña de “Birdman” de Alejandro G. Iñarritu

Reseña de “Birdman” de Alejandro G. Iñarritu

¡Bang! ¡Bang!, ¡Biiiip!¡Biiiip!, ¡Boom!,¡Crac!,¡Crash!, ¡Tic-tac, tic-tac!,¡Toc, toc!, ¡Zas!, ¡Glup!, Sniff, sniff¡, ¡Clic!, ¡Clap, clap, clap!, son unos de los cuantos onomatopeyas que te volarán la cabeza al ver “Birdman” de Alejandro G. Iñárritu.

Es impresionante la forma en que Iñárritu ha evolucionado desde “Amores Perros” (2000) hasta hoy, dónde “Birdman” se convierte en una propuesta visionaria de hacer cine. Iñárritu, junto con el cinematógrafo ganador de un Oscar por “Gravity”, Emmanuel “El Chivo” Lubezki, crean la ilusión de que toda la película es una toma sin cortes, cosa que puede sonar cansado pero no lo es. Tiene un ritmo rápido y una coreografía perfectas, que te llevan al mundo caótico y devastador de Riggan Thomson (Michael Keaton).

Riggan es un decadente actor, súper estrella en los 90, quien ganó su fama al interpretar la trilogía del súper héroe “Birdman”. Intenta estrenar una obra en Broadway en la que actúa, dirige y escribe, mientras lidia con su alter ego “Birdman”, quién le hace recordatorios que quién fue, qué no es y qué puede ser. ¿Será casualidad que Keaton haya logrado ese papel siendo que él fue “Batman” en las películas de Tim Burton allá por los 90? Tal vez por eso su actuación se postula para un Oscar, es soberbia y sorprendente. Hace unos cuantos años que no se le veía una interpretación así (tal vez nunca).

La película cuenta con un perfecto elenco multi-talentoso y multi-taquillero, donde todos están a un nivel impresionante. Sobresaliente la actuación de Edward Norton, que interpreta a un impulsivo y egocentrista actor, encargado de llevar al límite a Riggan, quien junto a Keaton hace duelos de actuación de muerte. Zach Galifianakis deja atrás sus años de “The Hangover” para interpretar a un neurótico productor y mejor amigo de Riggan. Una inesperada Emma Stone también se quita la envoltura de niña buena, y se enfunda en una recién rehabilitada y enojada hija.

“Birdman” satiriza el mundo del entretenimiento y social en el cual estamos sumergidos hasta el cuello, y aunque hay un verdadero drama detrás, se lleva con un humor muy negro, donde podemos ver reflejos reales de una sociedad que no puede dejar de buscar los quince minutos de fama que nos corresponden. 

Comentarios