Buscar
13:41h. Sábado, 19 de Agosto de 2017

'Entre lo sagrado y lo profano', concierto de Los Tonos Humanos en el FIC

El trío es especialista en música del siglo XVII

SUENÞO BARROCO DE UNA NOCHE DE VERANO- LOS TONOS HUMANOS03
SUENÞO BARROCO DE UNA NOCHE DE VERANO- LOS TONOS HUMANOS03

En el 2004 se creó en Puebla un pequeño ensamble dirigido a espacios y públicos reducidos, con la finalidad de interpretar, con réplicas de instrumentos y criterios históricos, repertorio musical proveniente desde la Edad Media hasta el Barroco español y novohispano.

 

Este trío que se hizo llamar Los Tonos Humanos, converge una multitud de manifestaciones culturales de la época, provenientes de varios universos sociales, predominantemente, canciones estróficas a una voz con acompañamiento de bajo continuo o con tablatura para guitarra barroca.

 

El ensamble está integrado por la soprano Elisa Ávalos, primer lugar en el concurso de canto Maritza Alemán y premios Gilda Morelli a la Mejor interpretación; Omar Ruiz García, flautista y violinista que comenzó su preparación en 1996 y desde el 2000 es director musical del ensamble de música antigua Concentus Virreinal, ahora Concentus Antiqua Música; y Manuel Mejía, laudista y guitarrilla renacentista, coeditor del libro Los sonidos de la lírica medieval hispánica y productor artístico del disco del mismo nombre.

 

Juntos se han presentado en el Castello del Buonconsiglio y la Abadía de San Lorenzo en Trento, Italia, como parte de la Semana del Patrimonio en Puebla, en el Festival de Música Antigua del Museo Nacional del Virreinato en Tepotzotlán, Estado de México, y participaron en la grabación de la banda sonora del largometraje animado La Leyenda de la Nahuala.

Los Tonos Humanos será parte del XLV Festival Internacional Cervantino con un programa titulado Entre lo sagrado y lo profano, que presentarán el viernes 13 de octubre en la Pinacoteca del Templo de la Compañía, a las 17:00 horas.

El repertorio que tienen preparado para Guanajuato consta de composiciones de Santiago de Murcia (1673-1739), Juan Vaeza (fl. 1662-1667), Juan Gutiérrez de Padilla (1590-1664), Antonio Salazar (1650-1715), pero principalmente obras del músico brasileño Gaspar Fernándes (ca. 1590-1644), asentado en Puebla en 1605 hasta su muerte en 1629, como maestro de capilla, trabajo que influyó fuertemente en sus composiciones con temáticas religiosas pero que además, pese a su brevedad, estas canciones son capaces de recrear cada uno de los personajes, tramas, historias, relatos, propiedades y situaciones arquetípicas que proliferaron en su tiempo.

Al finalizar la presentación musical se llevará a cabo una plática con los artistas en el mismo recinto.