Es lo Cotidiano

RESEÑA DE LA PELÍCULA ‘VENGADORES: LA ERA DE ULTRÓN’

Los Vengadores, cara a cara con su lado oscuro

Los Vengadores, cara a cara con su lado oscuro

Los Avengers llegaron con su primera entrega en 2012, con un humor insolente y un ritmo vertiginoso –y las caras más conocidas de Hollywood–, lo que los colocó entre los favoritos de la audiencia, tanto quienes disfrutamos del cine pero no sabemos ni pizca de comics, hasta del conocedor círculo de los entusiastas de los súper héroes.

Una vez más el batallón de Marvel es encabezado por el inteligente director y escritor Joss Whedon (Buffy the Vampire Slayer, Much Ado About Nothing).

En esta segunda entrega Iron Man, Thor, Hulk, Capitán América, La Viuda Negra y Hawkeye no sólo deben luchar contra los villanos, sino contra su diario coexistir, como la disfuncional familia de guerreros que son.

Los súper héroes encuentran al más temible enemigo en Ultron (la voz del extraordinario James Spader). Iron Man (el encantador Robert Downey Jr.), en su intento de crear un programa que pueda traer la paz mundial, crea una imparable I.A. (inteligencia artificial) que también quiere la paz, pero a su radical manera.

Además de luchar entre ellos mismos y contra Ultron, también se filtran unos gemelos malvados: Quicksilver (Aaron Taylor-Johnson) y La Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen), provenientes de una ficticia Europa del Este, quienes son definidos como: “Él es rápido y ella es rara”.

La Bruja Escarlata es la que pondrá a ver –literal– su suerte a los Vengadores, los conforta cara a cara con sus miedos y hacen asomar sus debilidades.

Otra línea que surge, y que lleva a una tercera entrega, es la tensión sexual entre Hulk (Mark Ruffalo) y La Viuda Negra (Scarlett Johansson), historia que da el lado emocional a la película.

En estos momentos dominan la taquilla mundial con una recaudación de 626 millones de dólares, convirtiendo a Robert Downey Jr. (Iron Man) en el actor con las tres películas con mejor apertura: Marvel Los Vengadores, Vengadores: La era de Ultrón e Iron Man 3.

La audiencia se divide; hay quienes pasan un rato agradable y quienes la reprueban. Creo que ese malestar proviene de la formalidad a donde hemos llevado a este tipo de películas. Desde Batman de Christopher Nolan -puso el bastón muy alto– hemos olvidado lo que una película de súper héroes debe ser, y se ha creado un culto arrogante alrededor.

En Vengadores: La era de Ultrón el trabajo de dirección es impecable, los efectos especiales son magníficos, grandes actores la respaldan, así que cumple su misión de entretener y de meter gente a las salas de cine.

Twitter: @_victoriaovando​

Comentarios