Es Lo Cotidiano

ENTREVISTA

Yulma, la voz del bronx

Francisco Javier Mares

Yulma Rocha Aguilar, diputada de la fracción PRI en la LXV Legislatura de Guanajuato
Yulma Rocha Aguilar, diputada de la fracción PRI en la LXV Legislatura de Guanajuato
Yulma, la voz del bronx

A Yulma Rocha Aguilar, diputada priista, casi le divierte la idea. Pero lo dice muy en serio. Tiene que inaugurarse un ala del Congreso, que sea voz acreditada, argumentada, que dé la batalla jurídica y que dé la batalla por todos. Depende de la operación política que haga la oposición -'Hmmm... Sí, debe haber un 'bronx' en el Congreso de Guanajuato'.

***

Un mes, diputada. ¿Cómo arranca la 65?

Con mucho ánimo, planes y muchos retos, sobre todo el de ser una legislatura productiva, que sus productos realmente tengan un impacto social en los distintos sectores de la población, con el propósito de que cambie el entorno.

Una ley, evidentemente, por sí sola no va a cambiar la realidad, pero difícilmente la realidad va a cambiar si no existen las leyes.

Esa introducción aplica para cualquier legislatura anterior y para las 17 que vengan...

Sí, pero la diferencia aquí radica en que los momentos son distintos.

¿Cuál es este momento, diputada?

Uno con muchas complicaciones, porque suma algo inédito: la pandemia. De ahí se derivan problemas que tal vez no se vivieron en otras legislaturas o no se van a vivir en las que siguen: los retos en la salud y en lo económico.

Adicionalmente, el que ha sido el gran tema en los últimos años, y que ha empeorado: la seguridad. Ahí radica la diferencia.

¿Qué haría la Legislatura en el caso concreto de la seguridad?

Primero, que el grupo parlamentario mayoritario se quite un poquito la soberbia que les ha caracterizado en los últimos años, para aceptar que hay una crisis de inseguridad.

Tiene que haber un alto, ver hacia atrás lo que ha sucedido, hacer un recuento de los daños, aceptar la realidad y actuar en consecuencia: llamar a rendir cuentas a los titulares de la seguridad. Ese sería un elemento indispensable.

Ese es el primer punto: ¿Cómo los recibe la mayoría panista?

Pues mira, la verdad es que un mes todavía no es suficiente para conocer específicamente a todos.

Son harto conocidos, ¿no?

Sí, a lo mejor es porque estuve ausente tres años-. Ausente en el servicio público, mas no en la política. Yo creo que hay perfiles muy buenos, también, que representan a nuevas generaciones.

Es la segunda vez que escucho esto: 'Ahora hay jóvenes en el PAN'. ¿De verdad creen que pueden cambiar algo en los modos del partido?

Es que el PAN está obligado a hacerlo, así como estuvo obligado por la realidad a impulsar mujeres, porque fue un partido que se resistió, más que los demás... ¿eh?

Hasta que se lo pusieron en ley.

Hasta que lo pusieron en ley a todos los partidos. En el caso particular de ellos, con ley se resistían. El PAN está obligado a abrirse. Así como se ha abierto a la paridad, se tiene que abrir para que a esos jóvenes que traen nuevas ideas, de una generación distinta, los dejen ser, participar, impulsar propuestas. Hablo particularmente de ellos, porque son el grupo mayoritario. Tienen los números, y es lo que debemos transitar, aunque luego al resto nos asista la razón y no la numerología.

Espero que aquellos que tienen más experiencia, como es el caso del coordinador, tengan la capacidad de adaptarse a una realidad y a una sociedad que está cambiando.

Citaste a Luis Ernesto Ayala. Un mes. ¿Cómo lo has visto?

La verdad es que no puedo decir mucho. No he visto sus participaciones. Sigue con la dinámica de todos, de utilizar la mayoría para pasar sólo lo que ellos consideran que es viable.

Las agendas, del PRI, la particular y, sobre todo, de la Comisión a cargo...

Traigo una agenda desde campaña -porque yo fui a hacer campaña-, con estos tres principales temas: seguridad, economía y salud. No los voy a dejar a un lado; sin embargo, la voy a ampliar.

No estoy en la Comisión de Seguridad pero estoy participando. Me estaré apersonando en las comisiones, para que el PRI tenga voz -aunque no voto, pero sí una participación.

Parece que no les agradó la iniciativa.

Seguramente no, pero esa es la posibilidad que tenemos los diputados. El PRI no puede excusarse en la principal problemática del estado, la principal preocupación de los ciudadanos. Entonces, ahí estaremos.

La agenda de las libertades civiles, diputada.

Necesitamos hacer una agenda que busque respetar y ampliar los derechos de las personas. Hay muchas deudas legislativas ahí. La despenalización del aborto, el matrimonio igualitario, los crímenes de odio, la identidad de género.

Que se analicen con una visión de derechos humanos y estrictamente jurídica, dejando de lado nuestras creencias, nuestra ideología, la religiosidad, que no caben en estos temas. La sociedad nos ha pedido que cuestionemos nuestras creencias y actuemos de frente a los derechos humanos. Guanajuato está rezagado y en deuda.

¿Qué posibilidad de avance?

Híjoles! Cuando uno presenta una iniciativa, debemos pensar en que tiene que avanzar, por la vía jurídica y por la social, ¿no? Que sea acompañada de...

¿Está claro a quiénes tienen enfrente?

Sí, y creo que podemos. Hay argumentos a la luz de los derechos humanos, de los pronunciamientos de la Corte.

Eso es lo que tiene que atender el grupo mayoritario. Aquí no es de que si estamos de acuerdo o no estamos de acuerdo. Eso no importa. Ya la Corte dio luz en cuanto al camino que se tiene que seguir. Estés de acuerdo o no estés de acuerdo.

Acabo de escuchar allá abajo -en la presentación de la 'Agenda legislativa' del Grupo PAN- que les interesa mucho la salud reproductiva de las mujeres. Como enfoque.

El tema de la despenalización del aborto tiene que ver con los derechos reproductivos de las mujeres. Esto nos va a servir de parámetro para recordarles, en su momento, que si es su preocupación, no lo pueden dejar de lado...

¿Cómo han arrancado las comisiones?

Creo que bien. Tendremos que ser lo más productivos posible, no entrar a lo que luego se le llama la 'diarrea legislativa': iniciativas, iniciativas, iniciativas. Las que sean necesarias serán las que tengamos que aprobar.

La pasada, en especial, legisló para la tribuna.

Mira, no hay que quitarle el mérito a la tribuna. Se sientan bases. A lo mejor hoy presentamos planteamientos que la mayoría no va a aprobar. Pero lo que digamos hoy sienta las bases para abrir brecha legislativa y social. En su momento se dieron batallas por el género, que ya son realidades. El tipo penal del feminicidio, que no aceptaban los juristas siquiera. La Ley de acceso a una vida sin violencia, no la quería el PAN y luego ya la aprobó. Estoy segura de que así va a suceder en muchos temas.

Hablemos de las comparecencias: hasta ahora han sido entre algodones...

Desafortunadamente el Congreso del Estado sigue -no el Congreso; es el grupo mayoritario- con miedo al parlamento abierto, a dar la cara a la sociedad, a las comparecencias. Yo entiendo que protejan a sus funcionarios. Pero una cosa es que se les proteja y otra, que haya complicidad. Y otra, que no se atiendan mandatos de la ley.

Hasta privadas las ha habido. Eso no habla bien de un Congreso que se abre y que tiene reconocimientos de parlamento abierto y de transparencia... Eso tiene que cambiar.

En Guanajuato, no pocas veces el Legislativo pareciera una oficialía de partes del Ejecutivo.

Yo lo he dicho, lo dije en mi primera intervención en tribuna.

No la escuché...

Te recomiendo que la escuches, porque es muy buena. Decía yo que las características de este Congreso deben ser de valor, valentía y atrevimiento. Que nos abramos como Congreso a la sociedad y a una rendición de cuentas de frente...

Pero la división de poderes, diputada...

A eso iba. A que nuestro trabajo se tiene que hacer aquí. Y no que se haga en el Gobierno del Estado [como para] que llegue aquí y no se le cambie ni una coma. El trabajo del Legislativo es en el Legislativo, no en alguna otra oficina. No es ni en Paseo de la Presa… ¿o ahora dónde están?

Con un coordinador que quiere ser gobernador, ¿eso podría cambiar?

Pues mira, no sé cuál es la aspiración -que debe ser legítima- del coordinador, pero bueno, necesariamente su aspiración pasa por su desempeño aquí. La apertura que tenga; los temas que se atreva a abordar de cara a la sociedad. Si aquí mantiene una actitud de cerrazón, conservadora, pues va a merecer un puntaje para una aspíración próxima, cualquiera que ésta sea, y más si es la gubernatura.

¿Para qué alcanzan los números de las curules de la oposición? ¿Para hacer qué?

Habrá iniciativas buenas, interesantes, de los grupos parlamentarios. Lo he visto de todos. Ahí radica que puedan darse frentes coyunturales, en temas en los que pudiéramos ir con el propósito de que las coincidencias busquen romper con argumentos los números. Va a depender mucho del trabajo de negociación, de sapiencia, de la operación que pueda hacer la oposición en su conjunto.

¿Hay 'Bronx' en puerta?

Hmmm. Debe haber un 'bronx' en el Congreso -Yulma ríe francamente.

Nombres...

No sé, vamos a dar tiempo para ver quiénes puedan.

Comienzan a surgir nombres, el tuyo; David Martínez; del Verde; de Movimiento Ciudadano. Es perfilar voces...

Es correcto.

Por ello insisto en la pregunta: ¿Para qué alcanza?

Yo insisto. No puedo decir específicamente en qué, pero sí puede dar. Va a depender mucho de la operación política que haga la oposición, y de estas voces que tú mencionas y, creo, yo también los veo así. Son inteligentes, son de arranque. Si te fijas, nada tiene que ver la edad. David es un aliado en el tema de las mujeres.

Acuérdate que el Congreso es el reflejo de la sociedad, y la sociedad es plural. Hay grupos conservadores, otros más radicales, grupos mediadores. Y así tiene que ser el Congreso. Por supuesto que tiene que inaugurarse un ala del Congreso, que sea voz acreditada, argumentada, que dé la batalla jurídica, y que la dé por todos.

Al mismo grupo parlamentario del PRI se le señala como: poquitos y divididos.

No creo que haya división. Hemos caminado juntos en este inicio de Legislatura. Habrá temas en los que se diga “yo no voy”, y eso entrará en la libertad del grupo, pero no significa que sea rompimiento ni división.

Ésta es la legislatura que desemboca en el 24.

Sí claro, como toda legislatura...

No, bueno...

Va a tener impacto político y electoral.

¿Cuáles van a ser, diputada?

Por supuesto lo que construya aquí cada actor político, seguramente tendrá una mira en el 24, y como partidos políticos, con mayor razón. Los grupos parlamentarios son una extensión de su actividad política. Ninguno de ellos puede eximirse de lo que haga su grupo parlamentario. De los mensajes que manda desde el Congreso, cada partido será cuestionado por la sociedad en el proceso electoral del 24.

Se lo pregunté a alguien más: ¿Qué posibilidad hay de que esta legislatura no sea más de lo mismo?

No va a ser más de lo mismo, porque habemos actores distintos; le venimos a quitar lo aburrido al Congreso. Insisto, la dinámica social es distinta, y es preámbulo de la elección federal y en el estado,

Las agendas deben cambiar al paso de la sociedad. No podemos negar las implicaciones electorales que pueda tener el trabajo que se haga desde ahorita.

Pareces entusiasmada, diputada. ¿Hay razones para el entusiasmo?

Fíjate que sí, la verdad. Primero, porque para mí la actividad parlamentaria es muy emocionante. Desde el trabajo legislativo se regula la convivencia social. Puedes comenzar a cambiar realidades.

Y nuestra posición como oposición, aunque no nos guste, es la que nos ha dado la ciudadanía, y se tiene que ejercer para que el proceso democrático sea saludable. Significa señalar, criticar, observar y también proponer. Sí, estoy muy entusiasmada. Creo que desde esta posición se puede hacer mucho. Aunque los números no nos alcancen, la tribuna sienta bases para que en su momento nuestra propuesta impacte en la sociedad.

***
En la planta baja, el panismo se enfrascaba en un torneo de abrazos, anhelos y parabienes.

Comentarios