Buscar
20:50h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Carga genética y estilo de vida, determinantes en diabetes mellitus

14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes

DIABETES
DIABETES

León, Gto. La diabetes mellitus es una enfermedad de tipo endócrina en la cual por una ausencia, deficiencia o un mal aprovechamiento de la insulina, por parte de nuestro organismo, se generan una serie de trastornos y síndromes asociados que se caracterizan por altos niveles de glucosa en sangre. 

“Las causas pueden ser multifactoriales, desde factores genéticos que predisponen al paciente, relacionados con la calidad de vida como el sedentarismo, obesidad, trastornos en la alimentación consumo de alimentos, bebidas ricas en azúcar y harinas”, señaló el coordinador auxiliar de primer nivel de atención, de la Coordinación de Prevención y Atención a la Salud de la Delegación Guanajuato del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Alfredo Báez Montes.

El médico del Seguro Social que la diabetes se puede clasificar primero por la ausencia de la producción como tal de la insulina, para lo cual el paciente requiere que le sea administrada y en segundo lugar por la mala calidad de la misma en su aprovechamiento. 

La diabetes mellitus tipo I, se presenta principalmente en personas jóvenes, adolescentes y niños y va relacionada a una condición que puede ser de tipo genética, por lo tanto es una predisposición que ya se trae y el tratamiento es a base de insulina. 

Por otro lado, la diabetes mellitus tipo II, se hace presente debido a diversos factores de vida, el principal es el hereditario, sobre todo cuando está ligado al lado materno que sumado a una mala alimentación, no hacer ejercicio, sobrepeso, comidas sin horario establecido, estrés y descanso inadecuado contribuyen a desarrollar la enfermedad como tal. 

El tratamiento de la diabetes mellitus va encaminado a controlar los factores que condicionan la elevación de los niveles de azúcar en la sangre y mejorar el aprovechamiento de la energía que ingresa a nuestro organismo a través de las comidas y bebidas.

Entre los síntomas principales mencionó el bajar de peso sin razón aparente, sed en exceso, agotamiento a pesar de alimentarse bien, orinar varias veces durante la noche y de manera frecuente en el día.

Báez Montes comentó que en el año 2016 la enfermedad se declaró una emergencia epidemiológica, es el primer padecimiento no transmisible que condiciona este tipo de alarma.

No atendida o mal controlada es una enfermedad que tiene avances silenciosos, pero irreversibles como retinopatía diabética, nefropatía, angiopatía, neuropatía, etc.

Por lo anterior, recomendó el funcionario del IMSS llevar un estilo de vida saludable mediante una alimentación balanceada y la activación física, para evitar la aparición de la diabetes mellitus y otras enfermedades.