Es Lo Cotidiano

Demanda la alcaldesa de León que SAPAL no evada responsabilidad ante familiares de trabajadores fallecidos hace un año

“Es tiempo de verificar nuestro actuar como gobierno”, afirma

sapal
El módulo de desbaste SAPAL - Foto, SAPAL
Demanda la alcaldesa de León que SAPAL no evada responsabilidad ante familiares de trabajadores fallecidos hace un año

León, Guanajuato. Como parte final de la sesión de Ayuntamiento de este jueves, la alcaldesa Alejandra Gutiérrez solicitó al Consejo Directivo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, SAPAL, no evadir la responsabilidad ante sus trabajadores, sobre todo ante los familiares de quienes fallecieron hace casi un año en el desempeño de sus labores en instalaciones del organismo municipal.

Luego de reconocer la naturaleza jurídica de SAPAL como organismo autónomo, le solicitó acatar las recomendaciones emitidas por la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato, tanto como señal de aprendizaje y de humildad ante la tragedia y como señal de compromiso ante las familias de las víctimas, quienes siguen esperando ser indemnizadas.

El pronunciamiento de la alcaldesa

A continuación reproducimos el pronunciamiento expresado por Alejandra Gutiérrez como parte final de la sesión de Ayuntamiento.

Con el permiso de los integrantes de este H. Ayuntamiento.

Saludo con gusto a mis compañeros, así como a los representantes de los medios de comunicación y a los ciudadanos que siguen la transmisión de esta Sesión a través de las plataformas digitales.

A dos días (13 de noviembre) de que se cumpla un año de los lamentables sucesos ocurridos en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Municipales y su módulo de Desbaste, como titular de esta administración, les hago saber a las familias de las víctimas que no somos ajenos al dolor que ha representado tan lamentables perdidas.

Es tiempo de verificar nuestro actuar como gobierno, revisar qué acciones son las que se han dejado de realizar o se llevaron a cabo de manera incorrecta, esto para corregir el camino y, sobre todo, evitar nuevas tragedias.

Aprender y perfeccionar el trabajo de toda la administración pública es prioridad, porque

servicio y atención a la ciudadanía es nuestro principal objetivo, y la pieza fundamental para lograrlo son nuestros colaboradores.

Cada mujer y hombre en cada función y en cada institución es un compañero y un aliado fundamental, una persona a la que debemos tratar siempre con respeto y dignidad.

Este compromiso debe traducirse en hechos, y el primero de ellos es garantizarles que puedan trabajar bajo las condiciones de seguridad necesarias.

Cuando ocurren accidentes como el de hace un año, no podemos simplemente minimizarlos. Por el contrario, debemos reconocerlos, respaldar a las familias y aprender de ellos, para que no se repitan.

Sabemos que nada va a llenar el vacío que dejaron en sus familias José Salvador Afanador Martínez, Alberto de Jesús Silva Zúñiga, Omar Ignacio Martínez Flores, Víctor Ricardo Briseño Rangel, y Juan Antonio Méndez Rivera, pero tenemos que hacer un esfuerzo para aliviar un poco la situación de sus deudos y recordar sobre todo que no debemos perder la humildad y sencillez con la que es nuestra OBLIGACIÓN atender a los ciudadanos, empezando por quienes trabajan con nosotros al servicio de las familias leonesas.

En este caso, las prestaciones de índole laboral y las cuestiones vinculadas a la determinación de culpabilidad están siendo dirimidas ante las autoridades competentes, pero ello no impide que este Ayuntamiento le solicite al Consejo Directivo como órgano de gobierno del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León, que no evadan la responsabilidad que tienen ante sus trabajadores y sobre todo ante las familias de José Salvador, Alberto de Jesús, Omar Ignacio, Víctor Ricardo y Juan Antonio.

Por supuesto, reconocemos la naturaleza jurídica del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado como un organismo autónomo, pero, desde el pleno respeto a sus facultades, les pedimos que acaten las recomendaciones emitidas por la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato no solo como una señal de aprendizaje y de humildad ante la tragedia, sino también como una señal de compromiso ante las familias de las víctimas, quienes siguen esperando ser indemnizadas.

La justicia para las familias es el primer paso indispensable. El segundo paso es garantizar que lo que ocurrió no se repita. Sapal deberá trabajar en reforzar las condiciones laborales, mejorar la capacitación y brindarle a todos sus colaboradores, sin excepción, los insumos de protección necesarios para desempeñen sus labores con la mayor eficacia y seguridad posible.

Con esta convicción, exhorto al Consejo Directivo del SAPAL para que actúen de inmediato y ofrezcan condiciones dignas y seguras para todas las personas que colaboran en ese organismo.

Con igual claridad los exhorto a que se sensibilicen ante estos lamentables hechos y ante el dolor profundo y permanente de 5 familias que perdieron a uno de sus integrantes en un accidente que nunca debió ocurrir.

Otórguenles la atención digna y humana que se merecen y que es obligación de todos los funcionarios e instituciones de cara a los familiares de las víctimas y ciudadanos en general.

Solo así tendremos la certeza de que no volverán a ocurrir tragedias como la ocurrida el 13 de noviembre del 2020. Solo así cumpliremos con el compromiso de ser mejores al servicio de nuestra ciudad y de nuestra gente, empezando por las personas que forman parte de nuestros equipos de trabajo.

Y ello es indispensable, sin pretexto que valga ni aplazamiento que se justifique.

Comentarios