Es Lo Cotidiano

PRESENTAN ESTUDIO EN FORO TRABAJO DIGNO

Empresarios guanajuatenses proponen salario mínimo mensual de 10,500 pesos

38% de los trabajadores no tienen para consumir lo básico
El IMSS reporta a Guanajuato en 6o lugar en generación de empleo durante abril
Presentan estudio en foro Trabajo Digno
Empresarios guanajuatenses proponen salario mínimo mensual de 10,500 pesos

León, Gto. Empresarios, organizaciones civiles y líderes políticos de Guanajuato agrupados en la Alianza por la Prosperidad se comprometen a impulsar un salario digno de al menos 10,050 pesos al mes, que permita a quienes trabajan vivir dignamente, siguiendo el modelo iniciado por México Digno en Chihuahua y que ha sido impulsado también desde la sociedad civil por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

En el Foro “Trabajo Digno” realizado en la Universidad Iberoamericana en León, Gto. un conjunto plural de líderes empresariales de Guanajuato acordaron promover las propuestas emanadas del estudio sobre “ingreso digno” realizado por Bismark, empresa de investigación social de Chihuahua, que propone un salario digno de 10,050 al mes, para que la familia cuente con 20,100 pesos como ingreso para vivir dignamente.. 

En el Foro, Francisco Santini, ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Chihuahua y actual líder de México Digno, explicó que este movimiento por el ingreso digno está creciendo en varias ciudades del país y cada vez hay más  empresas que se comprometen a pagar salarios dignos, lo cual fortalecerá la economía de México. “Hoy no todas las empresas pueden pagar el salario digno, pero deben hacer planes para alcanzarlo en uno, dos o tres años, con base en productividad”. Lo importante es el compromiso real por dejar atrás los salarios bajos como algo normal

Luis Gerardo González, actual presidente del CCE en Guanajuato, que también preside la Alianza por la Prosperidad, invitó a las empresas a asumir el salario suficiente como una urgencia y a desarrollar planes de mejora laboral para que el ingreso digno sea una realidad en León y en todo el estado. Explicó que la Alianza por la Prosperidad trabaja en 10 líneas para mejorar la calidad de vida de todas las personas, y el ingreso digno es una de las líneas prioritarias.

Viri Ríos, académica y periodista, reconoció el valor de esta iniciativa del sector privado, pues en México hacen falta líderes que pasen del discurso a los hechos, no sólo pagando lo suficiente, sino asumiendo su responsabilidad fiscal y corporativa, pues León es el municipio donde más ha crecido la pobreza en los últimos 10 años, lo cual “no es normal, pues. León es un municipio industrial, próspero, ocupa el 15º lugar por el tamaño de su Producto Interno Bruto (PIB), pero más de 800 mil personas son pobres y más de un millón tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza”, explicó. 

“Es una buena noticia que haya iniciativas empresariales que se comprometan con el ingreso digno y el salario suficiente. La Alianza por la Prosperidad en Guanajuato puede poner el ejemplo a nivel nacional para que se erradique la pobreza laboral y quien trabaje no sea pobre”, afirmó Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza. “Hemos insistido que la precariedad laboral está de moda así que subir los salarios en la industria del calzado en León, Gto. puede poner el ejemplo para las tiendas departamentales, supermercados y demás sectores del vestido y textiles”, explicó.

Al presentar la iniciativa “No más pobreza Guanajuato”, Mauricio Basaglia, líder de la industria del calzado, subrayó la importancia de promover el derecho al trabajo digno en León y en todo el estado. Y Salvador Suárez, empresario del calzado, reafirmó que lo importante es empezar y pasar de la palabra a los hechos, subiendo los salarios más bajos.

Al presentar un diagnóstico sobre las condiciones de pobreza en que se encuentra estancado el país, Rogelio Gómez Hermosillo planteó que es imprescindible primero, garantizar un salario de al menos 8,600 pesos al mes libres, para que les alcance para cubrir el costo de dos canastas básicas, y posteriormente mejorar hasta lograr un ingreso digno de 20 mil pesos por hogar, con dos personas aportando su salario, como lo propone la organización México Digno y confirmó el estudio presentado por la Alianza por la Prosperidad en Guanajuato..

El panorama nacional

De acuerdo con los datos oficiales, la pobreza en México lleva más de dos décadas estancada, el rango mayor a 40% de la población en esta condición no se ha movido desde el 2008. (44% en 2008 y en 2020).

Las remuneraciones al trabajo en México representan apenas el 26.6% del PIB, mientras que en países como Brasil son el 43.5%, o en Costa Rica el 45.5%; y en los países desarrollados, como Estados Unidos, con el 53.6% del PIB, Alemania con el 53.3% o Japón, con el 51.3%.

Pero en México, 7 de cada 10 personas que trabajan, alrededor de 35.5 millones, no ganan lo suficiente para permitirles superar la pobreza.

Ese problema se observa en todo tipo de empresas; en las grandes y medianas donde son 6.3 millones de trabajadores y en todas las ramas de la economía, incluyendo bancos, tiendas departamentales, supermercados. En las medianas empresas quienes no ganan un salario suficiente representan el 61% de los trabajadores, mientras que en las grandes compañías son el 55%. “Esto debe cambiar -añadió Gómez Hermosillo- las grandes y medianas empresas deben pagar salarios suficientes y todas las empresas que se digan socialmente responsables están obligadas a dejar atrás las fábricas de pobreza y pagar al menos 8,600 para empezar y hasta llegar al salario digno.” 

Los casos de León y Guanajuato

A nivel municipal, León ocupa el primer lugar nacional con la mayor cantidad de personas en condición de pobreza, con un promedio de 46% de la población. En números, significan 817 mil personas, casi 300 mil más de las que había en el 2015.

Y además, hay 1 millón de personas en situación de “pobreza por ingresos”, el 57% de la población trabajadora en dicho municipio; esto es que lo que ganan no les alcanza para cubrir la canasta básica.

En el rango estatal, Guanajuato también muestra un rezago en pobreza, con 2.6 millones de personas en esa situación, que representa el 43% de la población.

Respecto a la “pobreza por ingresos”, son 3.2 millones de trabajadores sin ingreso suficiente para cubrir la canasta básica, el 57% de la población.

Al igual que en el resto del país, en Guanajuato el ingreso laboral está estancado desde hace años; en 2005 el 37.1% de la población no ganaba lo suficiente para cubrir la canasta alimentaria, y en este año se ubicó en 38%. Es decir, a casi 4 de cada 10 trabajadores no les alcanza para consumir lo básico que les permita superar la pobreza.

Comentarios