Buscar
20:20h. Domingo, 19 de Agosto de 2018

Los enfrentamientos de grupos delictivos aumentan feminicidios por cuestión de género

Investigadora traza geografía del feminicidio en México

Expone experta geografía del feminicidio
Expone experta geografía del feminicidio

Celaya, Gto. Los feminicidios por cuestiones de género se han incrementado en el estado por el aumento de la violencia originada por enfrentamientos entre grupos delictivos; las mujeres han sido las víctimas al ser madres, parejas o hermanas de los directamente involucrados en las actividades ilícitas.

Así lo afirma María Salgado, quien a través de un trabajo de investigación ha trazado la geografía del feminicidio en la República Mexicana. Utilizando la teoría del Círculo de Canter trazó el perfil geográfico de los asesinatos de mujeres en los últimos cuatro años.

María explica cómo aplicó el Círculo de Canter para delimitar su mapa del feminicidio: si se ubican en un mapa todos los delitos que se le atribuyen a un mismo delincuente y se traza un perímetro entre la zona más alejada y la más cercana, es muy probable que el criminal viva dentro de ese círculo. Esta técnica que está basada en el análisis sistemático de las variables del delito y su interpretación estadística le permitió a María configurar el perfil de las víctimas  a partir del factor geográfico.

De acuerdo con María, todos los asesinatos de mujeres deben investigarse bajo la perspectiva de género, ya que detrás de cada muerte violenta de mujeres siempre está el género y la desigualdad como factor determinante.

En este aspecto, se quejó de que las muertes de mujeres por violencia entre grupos del crimen organizado sean consideradas como homicidios por ajuste de cuentas y no se les tipifique como feminicidios, por lo que se carece de estadísticas fiables e implica dejar desatendidas a las víctimas y a sus familias.

El Departamento de Estudios Sociales y Cuerpo Académico de Género y Políticas Públicas para el Desarrollo Social y Humano, en coordinación con la Presidencia Municipal de Guanajuato, organizaron la conferencia para insistir en la necesidad de crear políticas públicas que atiendan el fenómeno de la desigualdad.

En la conferencia dictada en el Campus Celaya-Salvatierra, María mencionó la Convención de Palermo, celebrada con el fin de establecer el protocolo para enfrentar la delincuencia organizada trasnacional, donde se afirma que “los hombres y las mujeres tienen derecho a vivir su vida y a criar a sus hijos con dignidad y libres del hambre y del temor a la violencia, la opresión o la injusticia”. Desafortunadamente, dijo, las autoridades hacen caso omiso a la existencia de este acuerdo y prefieren calificar como homicidios todas las muertes de mujeres a causa de las actividades de estos grupos.

Consideró que por su complejidad, este problema debe ser atendido por los tres órdenes de gobierno, quienes deben trabajar de manera coordinada para lograr resultados satisfactorios.

Aseguró que la geografía del feminicidio en Guanajuato se modificó a raíz del incremento de la delincuencia y que se niega este hecho pues no existe una política integral que atienda el fenómeno y todas las investigaciones que siguen a los asesinatos son por homicidio y no por feminicidio. “Madres, hijas, esposas, hermanas, policías, taxistas, comerciantes o cualquiera sea su actividad, tiene rasgos de género y como tal deben ser investigadas”, aseveró.