Es Lo Cotidiano

ENTREVISTA

Entrevista • David Martínez, la lucha ética

“… seguridad, justicia, pobreza y medio ambiente. Si tocamos las leyes y modificamos esos elementos, vamos «de gane»…”

El legislador de Morena David Martínez MendizábalX
El legislador de Morena David Martínez MendizábalX
Entrevista • David Martínez, la lucha ética

Con David Martínez Mendizábal en vía directa de la IberoLeón al Congreso local, la izquierda ilustrada tiene una curul en Guanajuato. En el opuesto ideológico al PAN, con el gafete de Morena, está a cargo de la Comisión de Derechos Humanos y Grupos Vulnerables, justo en el momento de la agenda de las libertades civiles. Turno para el debate o para sepultar en votos las ideas.
 

David, Legislatura justo en los 30 años del PAN en el gobierno de Guanajuato.

La famosísima concertacesión. Debería causar mucha vergüenza, tanto al PRI como al PAN, haber llegado a ese tipo de acuerdo. Sin embargo el dato adicional, el de fondo, es que llegó al poder un grupo con un pensamiento afín a Carlos Salinas, y desde entonces han sido aliados fundamentales. Un conjunto diverso de personas de la extrema derecha y panistas de buena fe que han perdido terreno, y juntos conformaron un estilo de gobierno que priva hasta hoy.

Así sea muy apretado, un comentario que resuma este ejercicio de gobierno del PAN en Guanajuato.

Han sido un gobierno que se ha degradado en términos éticos -Carlos Medina, neoliberal, un tipo con una ética humanista a su modo y todo, no es lo mismo que Oliva.

Se han degradado y sin embargo siguen con el mismo paradigma de desarrollo: lo que se acumule arriba es bueno, porque eso va 'a gotear' hacia abajo.

En los derechos de las mujeres, todavía en el 2000, el finado Ramón Martín Huerta quería meter a la cárcel a las mujeres violadas que pretendían abortar. Además del pensamiento conservador que arrastran, hay una noción de desarrollo y de derechos de las personas muy restringido, que ha hecho daño a la ciudadanía en Guanajuato.

Llegados aquí, en el ideal ¿qué habría qué hacer desde la Legislatura?

Defender los derechos de la gente vulnerable.

¿'Grandeza Guanajuato' por qué? Pues porque tenemos a Mazda. Centros comerciales que están llenos. Vendemos coches. Hay una serie de indicadores que evidencian que el pensamiento económico en Guanajuato es muy limitado. Esa concepción de desarrollo que está plasmada en las leyes tiene que decodificarse, reconstruirse para arribar a otro tipo de pensamiento social mucho más ciudadano.

La punta de lanza son las demandas de la gente. Hay que legislar de cara a la realidad, retomar los principales problemas de la mayoría de los guanajuatenses, que haya una normatividad mucho más ligada a otro tipo de concepción del desarrollo y de los derechos humanos.

Aterrízame el 'defender los derechos de las personas vulnerables': ¿Cómo y con qué posibilidades?

Los derechos humanos de las mujeres. Los institutos de las mujeres no cumplen una tarea fundamental que es la transversalidad. Que los problemas de las mujeres estén en todas las direcciones.

El campesinado. El mayor apoyo del gobierno está en las personas que son potentes empresarialmente. A esos ya no les ayudes, ese no es el campo guanajuatense. Los que padecen los problemas son los pequeños campesinos.

Las microempresas. La mitad de los negocios relacionados con la curtiduría y el calzado tienen tres empleados o menos. ¿Y quiénes comandan las políticas públicas de apoyo? Los grandes empresarios. Sería mejor que se apoyara con estímulos financieros, capacitación y económicos, a las micro y pequeñas empresas.

Este discurso siempre ha existido...

Pero no se lleva a cabo. Y están preocupados los zapateros, porque con la pandemia este tipo de 'picas' se fueron a otro tipo de industrias, con salarios más castigados pero más o menos seguros... y ahora les faltan 10 mil trabajadores.

Si llevar la legislación hacia allá es muy cuesta arriba, hacer llegar los beneficios de la letra, suena lejos...

Sí, porque cuando tú legislas, la mentalidad mágica es que eso se hace realidad. Pues no, no, no. Lo que nos toca es eso: que haya leyes de cara a la gente. Lo otro pasa por el gobierno. Las leyes obligan al Ejecutivo, pero si el Ejecutivo tiene esta concepción que platicamos, pues las leyes se quedan en 'letra muerta'.

¿En la conformación hoy, del Congreso, qué sí es posible hacer?

Creo que hay temas comunes que preocuparían a toda la gente. La violencia contra las mujeres tendría que ser un elemento que sin colores partidarios, nos preocupe a todos. Tendrían que preocuparnos el campesinado, la micro y la pequeña empresa.

Y aunque no ganemos, tenemos que dar la lucha. Sin que sea una mente mágica, un optimismo exacerbado, uno legisla con la esperanza de que el Ejecutivo, la ciudadanía lo cumpla. Si consideramos que no va a haber impacto en la realidad, pues para qué legislamos. Y lo otro es el presupuesto.

¿Existe esa consideración de que, a final de cuentas sí, la voz se alza, pero… y los resultados?

Claro que es real, y vamos a perder muchas rutas. Ayer pedíamos la destitución de Zamarripa; pues claro que no nos van a hacer caso, pero hay que hacerlo. Es parte de ir impactando a la realidad y las mentalidades.

¿Qué opinión te merece semejante mayoría del PAN?

Que el PAN ha generado una estructura de control muy poderosa, a través de medios de comunicación, barrios y colonias, las rancherías, la distribución de prebendas sociales. Ha hecho una estructura muy fuerte de control, que posibilita el núcleo de un voto así. Así votó la ciudadanía.

¿Qué permite eso?

Lo permite el mismo gobierno, lo permite el PAN, pero hay un elemento de ciudadanía que también lo permite: siguen votando por el PAN. Puedo comentar los fraudes. Ahora ya no es tan burdo. Hay mecanismos más sofisticados de control. Pero yo creo que la sociedad (leonesa) sigue convencida, en parte, de que el PAN está haciendo las cosas bien.

¿El desplante del presidente de la mesa, de ordenar apagar el micrófono, etc., qué les dice?

Ese tipo de elementos de manejo de autoridad son fiel reflejo de cómo el PAN concibe y se siente muy a gusto en el poder.

El hombre advirtió antes que están dispuestos a ir a la descalificación.  ¿Así va a ser la relación con la mayoría del PAN?

Hay una autosuficiencia en el PAN que dice: pues hazle como quieras. Hazle como quieras, porque finalmente tiene el control formal del Congreso.

El PAN está dispuesto al 'hazle como quieras'. En ese escenario, ¿para qué va a alcanzar?

Yo creo que la realidad es impredecible. Tú puedes plantear escenarios pero nunca son lineales. Yo le apuesto a cambiar ese asunto. A generar en la ciudadanía más conciencia de que como estamos no es lo correcto ni lo mejor, sino que hay otras posibilidades. Y a generar pequeños logros dentro de la estructura del Congreso, de la legislación y de la realidad en Guanajuato.

Regálame una opinión sobre la división de poderes en Guanajuato, a 30 años...

Nooo, pues es que ese es el asunto..., han ido colocando gente en el espacio legislativo, en el judicial, está metida ahí gente que proviene del PAN o de los simpatizantes.

Lo de Derechos Humanos es escandaloso...

Lo de Derechos Humanos es un ejemplo interesante -un dirigente del PAN, y no juzgo su moral individual ni su comportamiento ético, no lo juzgo, yo creo que es un buen muchacho el que está ahí-. Sin embargo, la legislación y el Congreso lo permitieron; ese tipo de cosas son las que tengo esperanza de poder modificar -tipificarlo en la ley, de manera que no puedas brincar de ser dirigente de partido a procurador, el que está observando las violaciones a los derechos humanos...

La (inexistente) división de poderes en Guanajuato, ¿cuánto le ha costado al estado en este largo paréntesis? 

Le ha costado bastante. Prácticamente no hay división de poderes. Entre los tres no hay división.

¿En qué se traduce?

En el fortalecimiento de mafias que brincan de un lado a otro. En el compadrazgo, en los negocios ilícitos. Si tú tienes bajo tu poder al contralor del Congreso, pues puedes gastar en 'Pastas finas'; miles de millones de pesos en el 'elefante blanco' que es el Parque Bicentenario; o puedes hacer ricos de la noche a la mañana a los tres empresarios amigos de la infancia. Ese tipo de redes de corrupción y de complicidad se dan cuando no hay una división de poderes y cada poder hace su parte.

Estamos viviendo una coalición política, una conformación homogénea que es transversal a los poderes. Un núcleo importante son los poderes fácticos -la Iglesia está presente ahí-; se van coaligando intereses y esa coalición es la que verdaderamente da continuidad al proyecto.

Estas alusiones del presidente sobre la presunta relación del gobierno de Guanajuato con esos poderes fácticos, ¿sí aplican?

Sí aplican. Cuando menos como hipótesis, porque no se explica de otro modo, cómo se fue cobijando la construcción de redes del narcotráfico desde hace 10 años, hasta que ha resultado muy complicado desbaratarlas, y desde entonces está el mismo procurador y ahora fiscal.

Los derechos humanos en Guanajuato...

La Procuraduría tiene una actividad restringida; se ha hecho restringida. Tiene una puerta muy ancha que se ha hecho muy reducida. Esa es la idea de avanzar. El de derechos humanos es el enfoque al que se debe ajustar todo ente público. En todo. La pobreza, las mujeres, el agua, el medio ambiente, la justicia; tiene ver con todo. Uno tiene que asomarse a los barrios populares o a las rancherías, para ver que no hay mucha grandeza.

Están vulnerados los derechos humanos de los guanajuatenses. Cuatro de diez guanajuatenses son pobres. León es la tercera o cuarta ciudad con más pobreza en el país.

En asuntos más particulares, la agenda de los colectivos. ¿Por dónde avanzar ahí?

Escucharlos, pasar sus demandas a propuestas de Ley, ganar el debate y que se reconozcan sus derechos. Por ejemplo, sobre la comunidad lésbico gay, ya hay dos iniciativas... hay que insistir.

Eso es correcto, pero… ¿la expectativa?

Mira, se pueden lograr cosas, se pueden lograr...

¿Qué crees que se vaya a lograr?

Hace 20 años, hablar de violencia contra las mujeres era un despropósito.

Hace 20 años no había comisiones de derechos humanos, acceso a la información pública...

No había tanta conciencia del problema de los derechos humanos de las mujeres. Entonces, la realidad cambia. ¿Quién la cambió? muchos movimientos sociales, los que hicieron las leyes, los partidos politicos, las ONG. Lo que le toca al Congreso es ser sensible a todo esto y convertirlo en leyes, y que el presupuesto se dirija a las personas que más lo necesitan.

A tres años, David ¿Cuál es la expectativa?

Modificar leyes en torno de tres o cuatro elementos fundamentales: seguridad, justicia, pobreza y medio ambiente. Si tocamos las leyes y modificamos esos elementos, vamos 'de gane'. Tampoco voy a decir que vamos a cambiar el estado de Guanajuato y que vamos a hacer la Revolución. Si tocamos las leyes y modificamos la realidad en esos cuatro elementos, vamos 'de gane'.

¿Ves a esta mayoría panista aprobar el matrimonio igualitario, el derecho a la identidad, la interrupción del embarazo?

El respeto al derecho al matrimonio igualitario... pues ya dijo el presidente (municipal) de Guanajuato: sí, yo voy a aceptar el matrimonio igualitario, porque atrae recursos y más turistas, aquí se van a venir a casar... -pues si es un derecho, no una mercancía.

Por las razones que sea, pero lo aceptaría. Creo que las nuevas generaciones de panistas pudieran ser sensibles a estos problemas. Espero que también esa sensibilidad nueva de los jóvenes pueda abonar a que no la aplasten los dinosaurios ni los fundamentalistas del PAN. Entonces, nuestra tarea ética es luchar.

La violencia contra las mujeres. En la IberoLeón les golpeó terriblemente... y ahí sigue pendiente.

Sí, bueno, qué dice uno al respecto. Hay un programa de derechos humanos, un programa de género, se está formando a los jóvenes de otro modo. La realidad se ha modificado; ¿se ha erradicado el problema? No.

Hay una parte de la violencia contra las mujeres que, lo voy a decir así, crudamente, forma parte del patrimonio cultural y educativo de la sociedad. Y eso es muy complicado. ¿Cambiar las mentalidades desde el gobierno? Lo que se hace es proteger y sancionar,  pero… ¡cambiar mentalidades? son generaciones de lucha.

¿El Legislativo tendría que asumir la responsabilidad de su lejanía con los universitarios?

Sí, totalmente. Yo diría que hay un concepto de ciudadanía en el PAN, muy ligado a cierto elitismo conceptual, ideológico. Cuando ellos dicen: es que hay participación ciudadana, es porque está el dueño de la fábrica en el consejo del Sapal.

¿De esta Legislatura es posible no esperar más de lo mismo?

La composición del grupo de Morena es muy interesante. Y estamos haciendo una agenda legislativa de cara a la gente. (En el Pleno) Hay un número de diputados que tendrá una buena presencia. Que nos vamos a topar con la aplanadora panista, pues, sí. Pero si éticamente tienes que hacer algo, lo tienes que hacer...

¿Qué opinión te merece Luis Ernesto Ayala?

Con mucha experiencia, panista de cepa, controlador, discreto, con un colmillo muy fuerte en la vida política, y con toda la confianza del grupo que ha estado en el poder todo este tiempo. Todos estos atributos le veo.

¿Y Todo eso es bueno o es malo?

Pues unas son buenas y otras malas... La que considero más lesiva al interés de la ciudadanía, es que representa a la coalición en el poder y la va a defender, la va a defender...

***

(La entrevista es en viernes; a lo que sigue.)

Comentarios