Buscar
18:35h. Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Revisa Edgardo Buscaglia las políticas Públicas de seguridad

Participa en el Congreso Internacional de la Prevención Social

DSC_2823
DSC_2823

Guanajuato, Gto. En el marco del IV Congreso Internacional de la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, el Doctor Edgardo Buscaglia de Argentina, dicto la conferencia magistral titulada “Política
Pública de Seguridad: Delincuencia Organizada Transnacional”. 

Durante su exposición, destacó que hay cinco niveles de interacción entre estado y la sociedad civil que permiten mejorar la prevención de la delincuencia organizada, dijo que el primer nivel México ya lo viene desarrollando y es el de acceso a la información. 

Mientras el segundo nivel, es tener órganos mediante los cuales los ciudadanos pueden canalizar sus agravios para recibir reparaciones del daño. 

En tanto el tercer nivel, dijo que son los ejercicios de consulta ciudadana, en donde México a avanzando. 

Sin embargo señaló que faltan el cuarto y quinto elemento, que en México se deben desarrollar, uno es las auditorias por parte de la sociedad civil, lo que significa que se debe ser capaz de entrar a cualquier institución bajo condiciones reguladas y para ello, hay que capacitar a la sociedad civil. 

Reiteró que en México hay una Ley de Participación Ciudadana pero no existe una Ley que permite realizar dichas auditorias, por lo que dijo será muy difícil reducir la delincuencia organizada. 

Por ello, señaló que primero se tiene que legislar “cómo audita la sociedad civil, quien puede auditar, dónde puede auditar y cómo puede auditar”, con la finalidad de establecerlo en una Ley de Participación Ciudadana.

El quinto nivel, es que la sociedad civil tiene que gestionar recursos decomisados por las autoridades y la Ley de extinción de dominio debe permitir que los bienes asegurados lleguen a las redes de sociedad civil, por lo que propuso crear una ley de reasignación de bienes decomisados a la delincuencia organizada. 

Concluyó que además de detener y encarcelar a las personas que pertenecen a la delincuencia organizada, se debe decomisar y extinguir la red de patrimonios en manos de la criminalidad; así como atacar la corrupción política, implementar la extinción de dominio contra el sector privado que esté ligado a la delincuencia y activar la prevención social en contra de las conductas delictivas.