Es lo Cotidiano

COFOCE ACOMPAÑA LA INCURSIÓN EN ESTADOS UNIDOS

Guanajuatenses desarrollan software terapéutico para tratar esquizofrenia

Concretan colaboración con la Universidad de Harvard
Guanajuatenses desarrollan software terapéutico para tratar esquizofrenia
Guanajuatenses desarrollan software terapéutico para tratar esquizofrenia
Guanajuatenses desarrollan software terapéutico para tratar esquizofrenia

Guanajuato, Guanajuato. Desde hace más de 2 años la empresa FishBuffalo, con sedes en León, Guanajuato y en Boston, Massachusetts, enfocó sus esfuerzos en crear un programa que estimula el cerebro para crear un efecto terapéutico llamado: neuroplasticidad.

Esto luego de verificar que algunos tratamientos psiquiátricos y tecnológicos no brindan los resultados esperados o no atendían los problemas de raíz del padecimiento neurocognitivo del paciente.

“Cuando ellos intentaron utilizar otro tipo de herramientas te das cuenta de que no podían progresar. Pero hay un paradigma clínico, un paradigma tecnológico en donde tienes que irte por aquí siempre y muchas veces no es así y no puedes poner a todos los pacientes bajo un mismo tratamiento y bajo las mismas condiciones y yo creo que estas son de las cosas que nos diferencian”, dijo Luis Roberto Sandoval, Cofundador de Fish Buffalo.

Juan Carlos Boy y Luis Roberto Sandoval, Cofundadores de FishBuffalo, decidieron emprender el proyecto al darse cuenta que al hablar sobre esquizofrenia, bipolaridad, o de daños cognitivos, la gente asumía que no podía hacerse nada al respecto.

“Nosotros creamos esto porque sí hay formas de reparar el cerebro, sí hay formas de reducir la velocidad de deterioro en esas cosas y yo creo que si vamos a hacer algo para mejorar la salud mental, o la salud cerebral o cognitiva de nuestros familiares, pacientes, amigos, hijos, que ya no exista el pretexto de “es que no hay recursos”, “es que no existe”, o “es que me tengo que ir a otro país a hacerlo”. ¡No!, no te tienes que ir a otro país, sí hay recursos, sí puede llegar a tu país y nosotros te vamos a ayudar en eso”.

Juan Carlos es ingeniero con maestría en Italia, mientras que Luis es psicólogo con maestrías y doctorados en psicología en Estados Unidos; es experto en remediación neurocognitiva y en psiquiatría digital.

A pesar de dominar áreas completamente distintas, uno en tecnología y el otro en salud mental, la comunicación fue clave para aterrizar sus conocimientos en un proyecto que apoya los tratamientos médicos, psiquiátricos y educativos. 

“Esta herramienta que se llama SAGACITY, tiene el fin de apoyar a clínicos, de apoyar a maestros a restaurar ciertas áreas cognitivas que han sido dañadas por enfermedades como cáncer, esclerosis múltiple, trauma cerebral; eso es en el área médica. En el área de psicologíca-psiquíatrica, tenemos lo que viene siendo esquizofrenia, bipolaridad, autismo, déficit de atención y en el área educativa, estamos muy conscientes de que se necesita mucho recursos para poder apoyar a una persona que tiene una discapacidad o un desorden de aprendizaje, como una dislexia, entre otras”.

El software está conformado por una serie de ejercicios agrupados en 20 módulos.

Cada uno de ellos, se especializa en un área neurocognitiva en particular. No es necesario adquirir todos los módulos, solo los que se adecuen a las necesidades del profesional que lo adquiere.

Pese a ser una extraordinaria herramienta, la clave para lograr resultados se encuentra en combinar el acompañamiento terapéutico con el uso correcto de la tecnología para que esta mancuerna brinde mayor beneficio al paciente.

“Aquí lo importante es el acompañamiento que hay detrás, existe toda una base de datos que va acumulando todos tus progresos, pero lo más importante es el ojo clínico de la persona que está tratando y eso es lo que lo hace personalizado. Puede ser un solo producto, pero con el respaldo de un ojo clínico que es el que te va a ayudar a salir adelante, no nada más es el software o el programa que te entretiene sino al contrario, es todo un acompañamiento”, resaltó Juan Carlos Boy, Cofundador de FishBuffalo.

Por ello, personal de FishBuffalo se reúne con quien adquiere el software para explicar su funcionamiento y darles ideas a clínicos y maestros de cómo implementarlo para obtener los mejores resultados.

“El software está diseñado para que tu tengas una retroalimentación casi inmediata de sus resultados; y eso es cuando el clínico o el maestro, o el investigador, tiene que ayudarle a traducir estos resultados, para que se maximice y realmente se haga el tratamiento o se haga el acompañamiento individual que el paciente necesita”.

Un punto importante de su tecnología es que es una herramienta no invasiva.

“No existe hasta ahora en todo lo que hemos hecho en estos 2 años de trabajo con diferentes pacientes; no existe un efecto secundario. El único efecto secundario para ser honesto puede ser cansancio y es esperado, si estamos estimulando tu cerebro, ejercitándolo para que pueda hacer esto, tiene que haber cansancio y el cansancio también puede ser un buen reflejo de que se está realmente manipulando esa área del cerebro”.

Hoy en día el objetivo de SAGACITY es brindar mayores herramientas a clínicos y maestros para tratar a sus pacientes y estudiantes; en un futuro, se tiene contemplado diseñar versiones preventivas para que los papás interactúen con sus hijos de entre 3 a 5 años que empiezan a presentar rasgos tempranos de estos padecimientos.

SAGACITY comenzó a utilizarse en el consultorio de Luis y posteriormente en algunas escuelas de México y Estados Unidos.

Sin embargo, durante esta pandemia, los empresarios presentaron a directivos de la Facultad de Medicina de Harvard los alcances del software y las pruebas científicas que respaldan la efectividad del mismo.

“Surgió la oportunidad de entablar negociaciones con la Universidad de Harvard, en la Facultad de Medicina en el Departamento de Psiquiatría, donde están haciendo una investigación enorme para tratar o para recomendar al país de EE UU cuál es el tratamiento más efectivo para tratar esquizofrenia, y ¿porque esquizofrenia? porque la esquizofrenia se sabe que tiene mucho deterioro nerurocognitivo. Entonces nosotros hicimos la propuesta a los investigadores y a los investigadores les gustó mucho lo que estábamos proponiendo, lo vieron viable, lo vieron accesible y sobre todo en tiempos de pandemia, vieron que se podía administrar de manera web, de manera segura”.

El contrato con el Departamento de Psiquiatría de Harvard ya se concretó. 

FishBuffalo está preparando un paquete especial para todos los hospitales donde se implementará el programa, además se desarrolla en conjunto con la Universidad un manual de procedimientos que se adapte a las necesidades clínicas que ellos necesitan hacer.

El proyecto contempla 10 hospitales en el área del noreste de Estados Unidos, que incluye los estados de Connecticut, New Hampshire, Rhode Island, Massachusetts y Maine.

Estos nosocomios contarán con esta tecnología para tratar entre 200 a 300 pacientes con un diagnóstico de esquizofrenia, ya sea en su fase temprana o su fase crónica.

El proyecto de investigación clínica contempla una duración de 4 años, aunque la parte de intervención clínica será de 3 años y medio.

Juan Carlos y Luis reconocen que a lo largo de este viaje, COFOCE se convirtió en parte esencial de su desarrollo y crecimiento.

“COFOCE nos ha impulsado muchísimo, nos ha ayudado a tener un marco legal internacional súper importante, una protección legal, un blindaje legal que si no lo tuviéramos es bien fácil que te roben tus ideas, es muy fácil que te las copien y que se las apropien y yo creo que el apoyo de COFOCE es que cree en nuestro proyecto. Tener el respaldo de COFOCE realmente nos ha ayudado mucho a venderlo más, a romper más fronteras porque sabemos que COFOCE está detrás y que nos dicen oye cuidado con esto, hemos tenido mucho apoyo de los asesores desde lo legal, lo creativo, desde el marketing”, destacó Luis Sandoval.

Además, fue pieza clave para la constitución de la empresa en Estados Unidos.

“Prácticamente ha estado desde el principio, y en apoyo a lo que le hemos pedido, ellos nos han retribuido prácticamente todo, han sido un apoyo al 110%.”

Si bien actualmente están posicionados en Estados Unidos, lo que buscan es compartir más de su talento a México, Centroamérica, Sudamérica y otros países de habla hispana, ya que las intervenciones son limitadas y la demanda es mucha.

Comentarios