Es Lo Cotidiano

LLEGAN 700 DE JALISCO A DEMANDAR CLARIDAD EN CASO RICARDO ESPARZA

Miembros de la UG y tapatíos coinciden para reclamar justicia

Miembros de la UG y tapatíos coinciden para reclamar justicia

Guanajuato, Gto. Este jueves 22 de octubre, los estudiantes de la Universidad de Guanajuato (UG) amanecieron en medio del paro de actividades iniciado desde el miércoles, en reclamo para que aparezcan 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero.

Pero el día tendría más actividades inéditas. Alrededor de las 4 de la tarde, por lo menos 300 maestros, administrativos y estudiantes de la Benemérita y Centenaria de Escuela Normal Oficial de Guanajuato (BNOG), se unieron a la manifestación, organizada por alumnos de la máxima casa de estudios del estado.

Los futuros maestros guanajuatenses, se sumaron a la exigencia hecha a las autoridades de todos los órdenes de gobierno, a dar cuenta de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa que fueron sujetos de una desaparición forzosa el pasado 26 de septiembre. 

Los maestros marcharon desde las instalaciones de su institución, ubicada en paseo de la presa, caminando hasta llegara las escalinatas de la UG, donde en voz de una estudiante expresaron:

"Exigimos que la justicia se aplique a los responsables. Nos sumamos de manera pacífica libre y voluntaria, al movimiento nacional de apoyo a los estudiantes desaparecidos y sus familiares, por lo cual nos unimos a los demás estudiantes que protestan ante tal acto con las acciones que se propongan siempre y cuando no atenten contra el orden social y la integridad de los participantes. Solicitamos al Congreso del Estado y al señor gobernador Miguel Márquez Márquez manifieste su solidaridad, la defensa al derecho a la vida y a la libertad de expresión a todos los ciudadanos”, dijo.

Así, luego de unos minutos de estar gritando consignas en apoyo a los desaparecidos en Guerrero y en contra del que llaman “gobierno represor y agresor de los normalistas”, los futuros maestros de Guanajuato se declararon en paro hasta el día de mañana a las 12 del día.

Se organizaron nuevamente en un contingente y marcharon por las principales calles del centro histórico, de regreso a su institución, donde anunciaron que permanecerían hasta el día de mañana.

Llegan universitarios jaliscienses

Estudiantes jaliscienses manifestándose ante palacio de gobiernoPor su parte, aproximadamente 700 alumnos de la Universidad de Guadalajara (U de G), luego de 8 horas de viaje, llegaron a la ciudad para manifestarse y exigir el esclarecimiento de la muerte su compañero universitario, Ricardo de Jesús Esparza Villegas, quien fue encontrado muerto en esta ciudad capital, a donde llegó para disfrutar el Festival Internacional Cervantino (FIC) el pasado fin de semana.

Presuntamente el estudiante fue visto por testigos por última vez con vida, cuando dos elementos de la policía de alguna organización policial del estado se lo llevaron detenido por haber cometido una falta administrativa.

A partir de ahí se desconoce qué le sucedió al joven estudiante de ingeniería de mecatrónica del Centro Universitario de los Lagos, quien al día siguiente fue hallado muerto en el callejón de Peña Grande.

Esto causó la indignación de universitarios jaliscienses de la mencionada casa de estudios, quienes en a bordo de 9 camiones y varios automóviles particulares, llegaron hasta la capital de Guanajuato, para exigir que las autoridades locales esclarezcan el asesinato.

Desde el terraplén hasta palacio de gobierno

Al llegar al terraplén, en el acceso Diego Rivera, estacionaron los autobuses y autos para organizar la marcha que llegaría hasta palacio de gobierno, ubicado en paseo de la Presa.

Los universitarios, vistiendo camisetas blancas y negras con el rótulo Justicia en la parte frontal, caminaron por paseo de la presa, mientras a gritos exigían al gobierno del estado de Guanajuato esclarecer el asesinato de su compañero.

Entre las consignas que gritaron mientras marchaban, consignas como “Lo mataron, no murió”, “somos estudiantes, no delincuentes”, “Dónde estás gobierno que nos debes cuidar “Por qué, por qué nos asesinan, si somos la esperanza de américa latina”.

Al llegar a las puertas del palacio de gobierno, los estudiantes se pronunciaron:

“Hoy estamos aquí exigiendo justicia para un compañero caído de la universidad de Guadalajara, por un estudiante más muerto en este país, en este país de muertos, en este país donde perdemos un poco de nuestras libertades a causa del crimen organizado o a cauda de autoridades corruptas.

Venimos a exigirle al gobierno de Guanajuato que no criminalice a nuestro compañero, él no murió, a nuestro compañero lo mataron. Hoy queremos decirle al procurador de este estado que deje de ser un cínico, que deje de criminalizar al compañero. Exigimos justicia, exigimos que haga bien su trabajo y que las autoridades de este estado se responsabilicen por la muerte de nuestro compañero Ricardo”, fueron las palabras de Alberto Galarza, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Guadalajara, quien comandaba el contingente.

Al grito de “Ni uno más”, los estudiantes designaron una comitiva de 10 estudiantes, por indicación de Héctor García Cerrillo, miembro del grupo de asesores de gobierno del estado quien salió de las oficinas para precisar el número de jóvenes que podrían entrar al recinto.

“No murió, lo mataron”, gritaban los estudiantes, quienes enseguida formaron una valla humana frente al palacio de gobierno, donde se mantuvieron gritando consignas para exigir justicia para su compañero muerto.

Los atienden

Al cabo de unos 15 minutos aproximadamente de que ingresaron los estudiantes, se permitió el acceso a la prensa y hasta una pequeña sala de juntas del recinto gubernamental estaban sentados a la mesa los estudiantes con el secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López y, a su izquierda, el sub procurador de justicia de la zona “D”, Rene Irrútia quienes escucharían a los jaliscienses.

Nuevamente, Alberto Galarza tomó la voz y aseguró ante las autoridades, que el estudiante muerto era de excelencia académica y llegó a Guanajuato para disfrutar de un festival cultural, y fue aquí donde dos elementos de seguridad se lo llevaron detenido, y al día siguiente apareció su cuerpo sin vida.

Principalmente el líder estudiantil se dijo indignado porque las autoridades, por medio de filtración de información a los medios de comunicación, hayan señalado que el hoy occiso cayó de la azotea de una casa en su intento por robar.

En su turno, Salvador García, reiteró que las autoridades del estado se encuentran indignadas por el lamentable hecho, y reiteró que el mandatario estatal Miguel Márquez, ha dado instrucciones precisas para el esclarecimiento de la muerte del estudiante.

Invita Secretario de Gobierno a que Procuraduría de Jalisco participe en la investigación

Adelantó que las investigaciones que realiza la Procuraduría del Estado llevan su curso y se tienen avances, sin precisar cuáles.

Como propuesta, el secretario de gobierno invitó a Procuraduría de Jalisco a que si existe duda sobre la transparencia, veracidad, en la investigación, a integrar una comisión que participe en el proceso de investigación.

“Queremos que tanto la familia del joven Ricardo como la comunidad estudiantil de Jalisco y de Guanajuato conozcan los hechos como se dieron, y estamos es la mejor disposición”, dijo.

Aún sin declaración de estudiantes laguenses ante las autoridades

El Subprocurador, Rene Urrutia aseguró que se trabaja de manera intensa desde el primer momento del hallazgo del cuerpo del universitario, para aclarar lo que calificó de “muy lamentable evento”.

Subrayó la importancia de tener la declaración de todas aquellas personas que asistieron al FIC junto con Ricardo y de quienes, de alguna manera, pudieran brindar información valiosa sobre el hecho. El funcionario dijo que los acompañantes de Ricardo, hasta el momento, no han rendido su declaración ante las autoridades guanajuatenses, y conminó a que los estudiantes se sumen y rindan su declaración sobre los hechos y para eso, ofreció ir hasta cualquier lugar de Guanajuato o a Jalisco para tomar las declaraciones.

Irrutia aseguró que la investigación que realiza la PROCURADURÍA es profesional y científica, y para ello se ha dispuesto de todos los elementos con que cuenta la institución, para así dar una pronta resolución al hecho.

Además, aseguró que la procuraduría no tiene como línea de investigación lo mencionado sobre que Ricardo pretendía robar la casa de donde cayó.

Así, tras una charla tranquila, en estricto apego del respeto, los estudiantes salieron de la sala de juntas no sin antes asegurar que se mantendrán atentos a los hechos, y satisfechos estarán hasta que se encuentre se procese a los culpables de la muerte del estudiante

Los universitarios expresaron la desconfianza a las instituciones, y en particular las policiacas, luego de la desaparición forzada de los normalistas en Guerrero, donde se ha señalado a la policía municipal de haber intervenido en el hecho, luego haberlos entregado a sicarios del crimen organizado.

Y ya frente a los universitarios, Alberto Galarza, presidente de la FEG dijo: “Hoy el gobierno de este estado acaba de aceptar que Ricardo no era ningún delincuente, y que todas las especulaciones sobre que había tratado de ingresar a un domicilio a robar y que después se cayó, es una falacia. Hoy rectificamos la memoria de Ricardo, queda pendiente el hallazgo de los culpables y que los juzguen como responsables, y esta federación no va a descansar hasta tener los resultados de esta investigación y que sobre todo esta comunidad universitaria no va a aceptar un muerto más”.

Marchan de nuevo

Los cientos de estudiantes se organizaron en un contingente para marchar hacia el callejón de Peña Grande, donde colocaron una ofrenda floral, en la casa marcada con el número 26, lugar exacto donde encontraron muerto al estudiante.

A su paso por la escuela Normal, los estudiantes en paro de dicha institución –en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa- se unieron a los jaliscienses.

Ya en el callejón, los miembros de la Centro Universitario de Lagos subieron decenas de escalones hasta llegar al lugar del hallazgo, donde guardaron un minuto de silencio en honor de Ricardo de Jesús.

Luego bajaron hasta llegar a la calle de “El cambio” donde los cientos de estudiantes esperaban a sus dirigentes para continuar su marchar hasta la plazuela del Hinojo, lugar donde los amigos de Ricardo lo vieron por última vez vivo, y donde aseguran que elementos de la policía se lo llevaran detenido.

Se une la UG

Ahí, en la conocida plaza de “El ropero”, cientos de miembros de la Universidad de Guanajuato esperaban a los estudiantes de la UdeG, para sumarse a su marcha y a las exigencias por el esclarecimiento de la muerte del universitario.

Frente a la estatua de Jorge Negrete, que destaca en la plaza, los universitarios colocaron otra ofrenda floral y en voz de su líder, a quien le llaman “El rojo”, los jaliscienses agradecieron a los guanajuatenses su apoyo y solidaridad, llamándolos “hermanos”.

Así, el contingente de los estudiantes de la Universidad de Guadalajara continuó su marcha por las calles Cantarranas, Ayuntamiento y Lascurain de Retana, hasta las escalinatas de la máxima casa de estudios del estado.

Atrás de los jaliscienses, los guanajuatenses –cercados por los mismos estudiantes, que tomados de las manos marcaban la diferencia entre universitarios y el resto de la gente-, caminaron por las mismas calles para encontrase en el edificio central de la UG.

Las pancartas, los gritos de exigencia de respeto a los universitarios, la exigencia a los estudiantes y a la sociedad en general a sumarse a las demandas de justicia, retumbaban por las calles de Guanajuato.

Ya juntos en las escalinatas, todos los universitarios y aquellos que quisieron sumarse, se mantuvieron entonando consignas en contra de las autoridades, para esclarecer los asesinatos de los estudiantes normalistas de Guerrero y, ahora, la muerte del universitario acontecida en Guanajuato.

Se espera que el paro culmine tras las 48 horas anunciadas, que vencen este viernes por la mañana.

Comentarios