Buscar
20:06h. Domingo, 15 de Julio de 2018

Padres y tutores deben vigilar la alimentación de estudiantes en vacaciones: IMSS

 El objetivo: que sea sana, variada y suficiente

Padres y tutores deben vigilar la alimentación de estudiantes en vacaciones: IMSS
Padres y tutores deben vigilar la alimentación de estudiantes en vacaciones: IMSS

Llegaron las vacaciones escolares y con ello algunos cambios en el ritmo de vida de las y los estudiantes, pero un aspecto muy importante a considerar es no descuidar la sana alimentación, por lo que es importante vigilar la calidad y los horarios de los alimentos, para llevar a cabo correctamente la ingesta de los mismos, que debe ser sana, variada y suficiente.

Miguel Bonilla, nutriólogo de la Unidad de Medicina Familiar No. 51 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comentó que “con la finalidad de fortalecer la alimentación de los menores en vacaciones es recomendable vigilar que sea correcta, a través de hábitos saludables y la práctica de actividad física”.

Destacó que los infantes deben tener refrigerios saludables como puede ser fruta por pieza o picada, por ejemplo sandía, piña, papaya y melón, pera, manzana y durazno; lo que sea más atractivo para los estudiantes.

La jícama y el pepino se pueden acompañar con queso panela, chile piquín y limón, para fortalecer los buenos hábitos de alimentación. Recomendó el consumo de quesos bajos en grasa como el panela, al igual que las galletas bajas en grasa y azúcar. Éstas son recomendaciones para ingerir antes de la comida y la cena.

Las porciones deben incluir los tres grupos de alimentos de acuerdo al Plato de Bien Comer, dividido en color verde que contiene frutas y verduras, color amarillo que son los cereales y el color rojo al que pertenecen las proteínas de origen vegetal como frijoles, habas, garbanzos y lentejas, así como proteínas de origen animal como carne de res, de pollo, pescado, atún, sardina y huevo, además de la leche.

Es importante que en familia se mantengan los horarios habituales para tomar los alimentos y beber agua natural para favorecer y fortalecer la hidratación. Deben evitarse las bebidas azucaradas como jugos y refrescos. El agua de fruta debe beberse sin agregar azúcar.

Otro aspecto a considerar es la realización de 3 a 5 comidas al día, tres básicas y las colaciones ya mencionadas, antes de comida y cena.

Finalmente, Bonilla dijo que el periodo vacacional es una buena oportunidad para incorporar a los infantes al programa ChiquitIMSS y a los jóvenes a JuvenIMSS, donde serán orientados sobre la correcta alimentación saludable.