Es lo Cotidiano

Pide obispo de Celaya que asesinos se arrepientan y la Fiscalía haga bien su trabajo

Reflexiona sobre el sacerdote muerto por disparos
Obispo-de-Celaya
Pide obispo de Celaya que asesinos se arrepientan y la Fiscalía haga bien su trabajo
Pide obispo de Celaya que asesinos se arrepientan y la Fiscalía haga bien su trabajo

Celaya, Guanajuato. El obispo Benjamín Castillo Plascencia dijo que los sacerdotes seguirán, sin miedo, cumpliendo con su ministerio. Esto luego de que el sacerdote Gumersindo Cortés González, fue encontrado muerto por disparos.

El cura Gumersindo estaba asignado a la parroquia de Cristo Rey en la comunidad Mesa de López en Dolores Hidalgo, quien fue reportado como desaparecido el sábado, y ese mismo día encontraron su cuerpo con varios disparos en un camino rural. 

 “Nos pone en alerta a todos, por muchas personas que han muerto, y a los sacerdotes -pido- que no tengamos miedo, hay que hacer las cosas que tenemos que hacer, cumplir con nuestro deber”, señaló.

Castillo Plascencia pidió a los asesinos del sacerdote Gumersindo Guzmán, a que se arrepientan y dejen de hacer el mal.

“Dios les va a pedir cuentas, que se arrepientan, Dios busca de verdad que se arrepientan no quiere la muerte de los pecadores sino que vivan”.

“A ellos les decimos conviértanse y dejen de hacer el mal, no piensen que Dios no les va a pedir cuentas”, expresó.

Monseñor dijo que este suceso consterna al clero, y que esperan que la Fiscalía General del Estado (FGE) haga su trabajo. 

 “Nos apena mucho, no solo por él, él es del presbiterio y sí nos llega muy cerca, pero todos son del pueblo santo de Dios y lo hemos dicho, nos apena que mucha gente muere, y algunos como que se nos olvida, o algunas que se nos olvidan”.

 “El padre de una manera especial era un buen sacerdote, nos duele, y dejamos que las autoridades hagan su trabajo, insistimos en eso”.

Expresó que el Sacerdote “Gumer” era querido en los lugares a donde fue enviado y que no conocían motivos para que lo agredieran.

 “Él era un hombre muy agradable, muy tranquilo, no era de ninguna manera brusco, bronco, era un buen sacerdote, en todos los lugares donde estaba era muy apreciado, entonces Dios sabrá”

Comentarios