lunes. 26.09.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

Propone legisladora que el delito de violencia familiar sea perseguido de oficio

El 40% de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia, según el INEGI, destaca la diputada Beatriz Hernández Cruz

Propone legisladora que el delito de violencia familiar sea perseguido de oficio

Guanajuato, Gto. Ante los niveles de violencia física que se registran, la diputada Beatriz Hernández Cruz propuso una reforma al artículo 221 del Código Penal del Estado de Guanajuato, a fin de que se considere necesaria la persecución oficiosa del delito de violencia familiar. 

En rueda de prensa, la legisladora destacó que según datos proporcionados por el INEGI, el 40 % de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia; sin duda, el tema de la violencia familiar exige una mayor sensibilización política y social; es necesario que el tipo penal de violencia familiar se persiga de oficio en todos los casos de violencia física, no solamente en las excepciones que actualmente se encuentran establecidas en el Código Penal del Estado de Guanajuato, para evitar que opere el perdón del sujeto pasivo”.

Hernández Cruz puntualizó que “la propuesta no es para los niños o para las personas con discapacidad; ellos ya se encuentran protegidos por ley; va dirigida a cualquier miembro de la familia mayor de edad y que sufre cualquier tipo de violencia”.

Refirió que, de acuerdo al IMUG, “el mayor número de violencia que existe reportada y que ellos la tienen registrada, es la violencia psicológica. Sin embargo, nosotros hemos visto con mucha preocupación que en el 44 por ciento de los casos, la violencia física y psicológica es una conjugación; además vemos con preocupación que la violencia física, que es el último eslabón de la violencia, no se persigue de manera oficiosa, es por querella”.

A decir de la congresista, “hay varias situaciones aquí que preocupan; primero, al perseguirse por querella, queda a la potestad de quien es el ofendido; segundo, de acuerdo a nuestro nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales, tiene doce horas el ofendido para presentar la denuncia, después de que se le notifica que tiene ese periodo. Si el agresor es detenido, tiene 24 horas para presentar la querella, así como tenemos el Código actualmente; si en este tiempo no se presenta, la persona responsable de la agresión queda libre de cualquier investigación o de cualquier proceso penal que se le pudiera iniciar, y por supuesto no queda ningún antecedente penal al respecto, y esto se convierte en ese círculo vicioso que ya conocemos”.

“Esto es que, sobre todo las mujeres que es donde más estadísticas tenemos registradas, de que es agredida y por el temor, la amenaza y toda la problemática que envuelve esa situación, no denuncia. Si tiene doce horas y la acaban de golpear con lesiones menores a 15 días, que también se persiguen por querella, por ese miedo, por las amenazas que le están otorgando, las personas no denuncian y por supuesto se pierde la oportunidad que el agresor tenga un castigo por ese tipo de conducta”, agregó la diputada Beatriz Hernández Cruz.

La legisladora resaltó también la información que proporciona la Procuraduría de Justicia del Estado de Guanajuato a través de su página de Internet, “que ofrece datos interesantes en su ‘Banco Estatal de Datos e Información sobre Casos de Violencia Contra las Mujeres; y si algo nosotros podemos presumir es justamente esa transparencia al proporcionar ese tipo de información, lo cual nos permite actuar en consecuencia, a fin de prevenirlos y buscar que se sancionen como corresponde”.

Comentó que, según datos proporcionados por la Procuraduría de Justicia del Estado, en el primer semestre de este año el municipio de Salamanca ocupa el primer lugar a nivel estatal en cuanto a casos de violencia familiar; le siguen Irapuato, Guanajuato y Pueblo Nuevo. En cuanto al tipo de violencia ejercida en el mismo periodo, el 31.37 por ciento se refiere a violencia psicológica y física; el 24.02 por ciento es física; el 17.40 sexual y física y el 17.32 por ciento, psicológica.

La diputada Beatriz Hernández Cruz enfatizó en que “al ser perseguible de forma oficiosa el delito de violencia física familiar, permitirá que cualquier persona pueda denunciar su presunta comisión y no quede a potestad de la víctima hacer del conocimiento de las autoridades de investigación que está siendo victimizada, aunado a que no será posible el otorgamiento del perdón, al considerar que este otorgamiento de perdón se debió a que su voluntad se vio viciada para hacerlo”.

Cabe destacar que la iniciativa fue revisada este día, primero, en mesa de Trabajo de la Comisión de Justicia y, posteriormente, en sesión de trabajo de la misma instancia legislativa, se aprobó el dictamen correspondiente, el cual fue turnado al Pleno del Congreso local para su análisis y eventual aprobación.

En ambas reuniones participaron la diputada Libia Dennise García Muñoz-Ledo y el diputado Juan José Álvarez Brunel. 

Comentarios