Es Lo Cotidiano

Rescatan a cuatro ciudadanos chinos que permanecían secuestrados

Rescatan a cuatro ciudadanos chinos que permanecían secuestrados

León, Gto. La Procuraduría General de Justicia del Estado, en un trabajo coordinado y de inteligencia, con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), a través de sus grupos tácticos, logra el rescate de cuatro personas de origen Chino, que permanecían privadas de su libertad.

Mediante el operativo implementado en los alrededores de la vivienda donde mantenían en cautiverio a sus víctimas, se logró la captura de partícipes de estos hechos delictivos, además de asegurar armas de fuego, largas y cortas, y vehículos de motor que eran utilizados para cometer los secuestros.

Como parte de un trabajo de investigación a cargo de agentes de investigación ministerial especializados en secuestros, se logró la ubicación del domicilio, donde tenían en cautiverio a cuatro personas originarias del país de China y radicadas en esta entidad. Al tomar conocimiento de los hechos, la Procuraduría General de Justicia inició una indagatoria y diseñó una estrategia de intervención.

Fue así que se desplegó un operativo, acompañado por elementos del Grupo Especializado de Reacción e Intervención (GERI) y del grupo táctico de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, interviniendo de manera sigilosa al inmueble, donde los secuestradores tenían sometidas a sus víctimas, logrando así la captura precisa y sin mayores incidencias de Óscar Alejandro Castañeda Chavira alias “El Cepillo y/o El Cepi” de 27 años de edad y de Alejandro Cárdenas Tarín apodado “El Pipas”, de 18 años de edad, ambos provenientes del estado de Chihuahua y miembros de una conocida banda delictiva denominada “Los Bustillos”, conformada principalmente por integrantes de una misma familia, quienes operaban en aquel estado.

La mayoría de ellos también fueron detenidos por autoridades de aquella entidad federativa, a quienes su objetivo principal era el secuestro de personas de nacionalidad china.

A Castañeda Chavira y Cárdenas Tarín se les aseguraron dos armas largas calibre .223 y un arma corta calibre .9mm, abastecidos con cartuchos útiles, además de la “casa de seguridad” ubicada en la colonia Obregón. Así como tres camionetas que utilizaban para llevar a cabo los secuestros, siendo una marca Jeep Cherokee modelo 2008, color verde, con placas de Nuevo León; una marca Chevrolet S-10 color arena, sin tablillas de circulación; y una marca Dodge Dakota color negra, modelo 2005 con placas de Guanajuato, propiedad de una de las víctimas.

Dentro de las indagatorias que la PGJ llevó a cabo en torno a estos hechos delictivos, previamente se pudo establecer que tres de las víctimas fueron interceptadas el pasado 12 de agosto, cuando viajaban en una camioneta Dodge Dakota, sometiendo violentamente a los tripulantes con armas de fuego, a quienes se llevaron en dicha unidad motora a la “casa de seguridad” donde los mantuvieron en cautiverio.

Asimismo, llevaron a cabo la privación ilegal de la libertad de su cuarta víctima, el pasado jueves 15 de agosto, quien transitaba en un automóvil Lincoln y le cerraron el paso, para desabordarlo y subirlo a la fuerza a la camioneta en la que previamente habían secuestrado a sus primeras víctimas.

Los delincuentes comenzaron a realizar llamadas a los familiares, exigiéndoles fuertes sumas de dinero a cambio de ponerlos en libertad; pero, la pronta denuncia y la intervención del Ministerio Público ante estos hechos, tuvo un resultado exitoso, donde las víctimas se encuentran ahora con sus familias y los delincuentes a manos de la autoridad competente a fin de que enfrenten los cargos.

Comentarios