Tigres de Papel • El monolito • Francisco Javier Mares

“Diga lo que diga la Corte, el amparo es la única opción para alcanzar un matrimonio igualitario en Guanajuato…”

Tigres de Papel 290921
Tigres de Papel
Tigres de Papel • El monolito • Francisco Javier Mares


Este martes 28 de septiembre, 'Día de Acción Global para el acceso al Aborto Legal y Seguro', exhibió de nuevo a Guanajuato como un reducto del conservadurismo en México, proclive a desacatar incluso las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ( SCJN).

Encuentra además a una LXV Legislatura local, recién instalada, con una mayoría panista reacia a los derechos de la comunidad LGBTI+ y de las mujeres a decidir sobre su cuerpo: a aprobar la interrupción legal del embarazo y los matrimonios igualitarios, entre otros.

Este mes, la SCJN dictaminó que penalizar el aborto es inconstitucional. El panismo de Guanajuato se resiste -la 'Declaración de San Fernando', que inició la conmemoración, sostuvo que la maternidad involuntaria es una forma de esclavitud de las mujeres y que sectores de poder tienen actitudes hipócritas al negar, reprimir y castigar a las mujeres víctimas del sistema que ellos mantienen; y que la libertad de decisión de las mujeres sobre el cuerpo propio es un derecho humano esencial-. Desde 2014, año en que lograron el primer matrimonio, las parejas del mismo sexo deben tramitar un amparo de la justicia federal, para casarse en Guanajuato.

Para sorpresa del respetable, Alejandro Navarro, el alcalde panista de la capital del estado, se pronuncia en favor de los matrimonios igualitarios en Guanajuato. Sorpresa y no. Si Navarro es capaz de capitalizar la añeja tradición guanajuatense de cobrar por ver cuerpos humanos muertos, áridos, como el negocio ancla del nuevo centro comercial de su parentela, bien puede trastocar sus pretendidas convicciones ideológicas si atisba una ganancia monetaria en el horizonte. Para Navarro, todo lo que escurra dinero es miel.

Impulsar a Guanajuato como un destino de bodas entre personas del mismo sexo traería dinero a la capital del estado. La comunidad LGBTI+ consolidó a la entidad como un nicho turístico hace ya un buen rato -“...y creo que podemos brindar un espacio de tolerancia, amor y de respeto ”, se enternece el presidente municipal.

Como diputado local se manifestó contra el matrimonio igualitario pero, hombre, “el mundo, la vida y los pensamientos cambian. No se puede ser omisos ante el amor entre personas del mismo sexo”, dice. La comunidad LGBTI+ quiere venir a casarse al estado de Guanajuato, a la capital, y no sólo a hacer la fiesta sino que una autoridad los case, hace cuentas el hombre de negocios.

Apenas la semana anterior, Sonora y el vecino Querétaro, estado dominado como Guanajuato por Acción Nacional, aprobaron el matrimonio entre personas del mismo sexo. La referencia es inevitable.

La veta no es un hallazgo de Navarro. Guanajuato lleva más de una década entre los destinos del 'Turismo rosa' reconocidos en el país. Es un asunto de mucho dinero. Una 'área de oportunidad', dirían algunos.

El país está posicionado como el séptimo mercado más valioso en el segmento LGBTI+ en el mundo, con un valor de 9 mil 200 millones de dólares, y el segundo más importante en América Latina, detrás de Brasil, que es valuado en 22 mil 900 mdd, de acuerdo con las cifras del documento OutNow Global Study LGBT, elaborado durante 2012 -difundió FORBES en agosto de 2013-. México pelea meterse al 'Top 5' de las potencias turísticas mundiales en ese apartado.

Entonces se citaba que desde 6 o 7 años atrás el turismo LGBTI+, se abría paso. Consumidores con un alto poder adquisitivo y gusto por los viajes asomaban en el turismo nacional. Destinos como Cancún, Puerto Vallarta y la Ciudad de México, figuran entre los principales destinos en América Latina.

En Guanajuato también hace aire. En agosto de 2012, la ciudad de San Miguel de Allende fue 'certificada' como destino del 'turismo rosa'. Realizaron una primera vendimia en esa ciudad, dedicada a la comunidad LGBTI+. Eso sí, en el Viñedo Toyán expusieron que en la secretaría de Turismo del estado, con Teresa Matamoros, regatearon la promoción al encuentro.

Sí, pero no

El problema es que el panismo no quiere aquí a los matrimonios igualitarios.

Para algunos, con la responsabilidad encima, es menos sencillo que para Alejandro Navarro el pronunciamiento. Es el caso de Luis Ernesto Ayala Torres, el coordinador del grupo parlamentario del PAN y nuevo jefe del Congreso del estado.

Que sí, que tendrá apertura para tratar temas como el matrimonio entre las personas del mismo sexo y la interrupción del embarazo. Que en esos temas seguramente va a haber debate, posicionamientos. Que son temas vigentes que se van a considerar en las comisiones -una vez que se instalen, claro-, para luego ir al Pleno. Así que la agenda de las libertades civiles... sigue a la cola en Guanajuato.

En diciembre del 2009, la Ciudad de México fue la primera entidad del país que aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo. Quintana Roo fue la siguiente en dar el sí.

Los siguientes estados aprueban el matrimonio igualitario: Ciudad de México, Coahuila, Campeche, Nayarit, Colima, Michoacán, Morelos, San Luis Potosí, Hidalgo, Baja California Sur, Oaxaca, Tlaxcala, Puebla, Sinaloa, Baja California, Quintana Roo, Yucatán y Querétaro.

En otros cinco, para que dos personas del mismo sexo puedan casarse han de emprender una 'acción de inconstitucionalidad' para obtener confirmación de la resolución de la SCJN. Son: Chihuahua, Jalisco, Chiapas, Nuevo León y Aguascalientes.

El caso de Guanajuato es extremo. En 2014 se celebró acá el primer matrimonio entre dos personas del mismo sexo. La pareja de mujeres formalizó legalmente su relación sólo después de que un juzgado de distrito falló en su favor -la negativa del Registro Civil había sido discriminatoria en agravio de sus derechos humanos.

La redacción del Código Civil del estado de Guanajuato -escrita en piedra, según parece-, dicta que el matrimonio es exclusivo de la relación hombre-mujer -las iniciativas de reforma topan en pared en el Congreso local-. Diga lo que diga la Corte, el amparo es la única opción para alcanzar un matrimonio igualitario en Guanajuato.

Todavía en abril de este año, el diputado del PVEM Luis Gerardo Suárez presentó una iniciativa para reformar el Código Civil del Estado de Guanajuato, que garantizaría la protección de los derechos de la comunidad LGBTI+. Como a todas las anteriores, los legisladores panistas dijeron: No.

El diputado verde lamentó que existan parejas del mismo sexo que deban acudir ante la justicia federal para obligar al gobierno del estado a que los case.

-“El matrimonio es una institución de carácter público e interés social, por medio de la unión voluntaria y libre de dos personas con igualdad de derechos y obligaciones, y con el propósito de desarrollar una comunidad de vida, en donde ambas se deben procurar respeto, igualdad y ayuda mutua. Debe celebrarse ante las autoridades del Registro Civil”, rezaba la propuesta de reforma al artículo 143. Un día de estos.


 

(A) La Jaula

Los cadáveres de dos mujeres y un hombre, envueltos en bolsas y cobijas, fueron abandonados en un lote baldío en la colonia Valle de San José, en León. Eso fue a las once de la noche del domingo. El vecindario habla de hombres que llegaron en camionetas, bajaron 'los bultos' y se fueron, sin más. Se acercaron a ver. Encontraron los cuerpos y llamaron a la policía. Versiones periodísticas acalladas de inmediato los identificaron como 'los padres y una hermana de un policía en activo'. La especie no fue desmentida oficialmente por autoridad alguna. Ya con la jornada del lunes encarrerada, el jefe de los gendarmes de León, Mario Bravo Arrona, tuvo a bien informar a los reporteros que él se va el 9 de octubre, con su jefe el alcalde panista Héctor Germán René López Santillana. Que él se siente 'muy bien', porque 'hizo el trabajo que le encomendaron'. Ambos, diría el otro. Y habría que preguntar: ¿Quién les encomendó qué? Herencia, dejan.


 

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

Twitter: TigresDePapel

Comentarios