Grafeno | El Bosón de Higs

El occipital de Einstein, sección de ciencia por Jesús Madrigal Melchor

Tachas 01
Tachas 01
Grafeno | El Bosón de Higs

Comentar brevemente las noticias científicas, en particular las del mundo de la física, que estén en lo más alto de la discusión, es nuestra idea; esto es, hablaremos con el curioso lector de hot topics, como decimos en física.

En esta ocasión hablemos sobre el grafeno y el Bosón de Higs, ambos temas de alta relevancia actual.

El grafeno es un material que desde su descubrimiento en 2004, por Geim y Novoselov, de origen Ruso, ha despertado gran interés dadas sus propiedades exóticas y su gran gama de posibles aplicaciones para un futuro, especialmente como un sustituto directo del silicio en los dispositivos electrónicos. La Comisión Europea, a través del concurso Tecnología Futuras y Emergentes (FET, por sus siglas en ingles), ha destinado un billón de Euros (mil millones) para realizar investigación básica y aplicada por la siguiente década.

Con respecto al Bosón de Higs, también conocido como la partícula de Dios, cuya existencia fue propuesta por Peter Higs en 1964, con ella se pretende explicar el origen de la masa de las partículas elementales que completaría el Modelo Estándar de física de partículas. En julio de 2012 un grupo de científicos europeos dio la noticia de que se había encontrado evidencia de su existencia en los resultados del proyecto ATLAS, desarrollado en el CERN. Se trata de un gran triunfo para la comunidad científica después de más de 50 años de búsqueda.

En nuestras próximas participaciones, hablaremos más de grafeno y del bosón de Higs.

En esta mi primera colaboración, agradezco a Leopoldo Navarro y a Alejandro García por su invitación.

jmadrigal.melchor@fisica.uaz.edu.mx

Comentarios