David Ojeda, a 35 años de 'Las condiciones de la guerra' y 'Bajo tu peso enorme'

Tachas 02
Tachas 02
David Ojeda, a 35 años de 'Las condiciones de la guerra' y 'Bajo tu peso enorme'

 

En 1978 apareció en nuestro país un par de libros de cuentos del escritor potosino David Ojeda (1950): Las condiciones de la guerra y Bajo tu peso enorme. El primero había obtenido el Premio Casa de la Américas, el segundo había sido escrito un poco antes y había merecido mención en el Premio Nacional de Cuento de San Luis Potosí en 1976. Ojeda había surgido plenamente a la escritura del taller literario coordinado por Miguel Donoso Pareja desde 1974.

Ya para entonces era coordinador de talleres literarios, primero en León, después Saltillo, Ciudad Juárez, Aguascalientes, Monterrey. En 1982 fue a trabajar a Zacatecas a la Universidad Autónoma de Zacatecas, donde fundó el Centro de Estudios Literarios y además de ejercer la docencia promovió la edición de libros, de una revista y de un suplemento cultural. También realizó trabajo de traducción.

Desde entonces su labor ha sido igualmente variada, incidiendo en renglones de la vida cultural que o no existían o se encontraban enmarcados en el pasado. Su obra esencial es:

Libros colectivos:

1977, 6x3=18 (Extemporáneos), cuento;
1977, Declaro sin escrúpulos (UNAM), cuento,
1985, Un hombre muerto a puntapiés. (Universidad Autónoma de Zacatecas. En Alianza de Escritores del Centro/ H. Voluntariado del Congreso del Estado de Aguascalientes, 1986), ensayo;

Libros individuales:

1978, Las condiciones de la guerra (Casa de las Américas. Reeditado en 2008, Universidad Autónoma de Zacatecas/ IZCRLV, Ediciones de Medianoche), cuento, 1978, Bajo tu peso enorme (Tierra Adentro, INBA), cuento, 1983, Nueva narrativa en México. Sociedad y lenguaje (Universidad Autónoma de Zacatecas), ensayo,
1987, Plath, Sylvia. La ira del águila (Joan Boldó i Climent/ UAZ), traducción,
1989, Cuando el espejo mira (Joan Boldó i Climent), relato/ novela,
1992, Literatura potosina. Cuatrocientos años (Comité organizador “San Luis 400”), antología,
1995, Los testigos de Madigan (Verdehalago), poesía,
1999, Fenton, James. Niños en exilio, (Juan Pablos/ Ediciones Sin Nombre, traducción,
2000, El teorema de Darwin (CNCA), cuento,
2005, Entre sierpes y lagartos. (Ediciones Sin nombre/ CONACULTA), ensayo,
2006, La Santa de San Luis (Tusquets), novela,
2008, El hijo del coronel (Tusquets), novela,
2010, Perros de casa (Ediciones Sin Nombre), cuento,
2011, Plath, Sylvia. La Biblia de los sueños. Cuentos completos (Ediciones de Medianoche/ Taberna Libraria editores/ IZCRLV/ UAZ), traducción,
2011, Póquer de ases. Cuatro novelas de la Revolución en San Luis Potosí. (Secretaria de Cultura de San Luis Potosí/ CONACULTA), Selección y ensayo introductorio.

Se incluyen en su bibliografía dos estudios fundamentales para valorar su obra, que se encuentran dentro de ediciones de rescate de autores vivos en el momento de la publicación:

1995, Dauajare, Félix. La vida del relámpago. Obra poética. (Verdehalago/ Ponciano Arriaga), “Prólogo” y
1997, Peñalosa, Joaquín Antonio. Hermana poesía. Poesía completa. (Verdehalago/ Ponciano Arriaga), “Noticia del hermano”.

En la Universidad Marista de la ciudad de México, el martes 21 de mayo, dentro de la Semana Cultural "La conspiración contra el silencio", un grupo de escritores se reunió en torno al escritor David Ojeda (S.L.P., 1950) para reconocer su obra y sus aportaciones a la literatura y a la cultura. Intervinieron en el evento: Javier Acosta, Juan Manuel Bonilla, Arturo Burciaga Joaquín Cosío, Jorge Humberto Chávez, Alejandro García, Gonzalo Lizardo y Juan José Macías.

“Tachas” se une a este reconocimiento a David Ojeda, imprescindible escritor (sin gentilicios ni adjetivos) de hoy y formador y gestor de la obra de muchos escritores mexicanos de generaciones que van desde los años setenta del siglo pasado hasta la fecha.

Aquí, en nuestra segunda entrega, Leopoldo Navarro, Juan José Macías y Alejandro García escriben sobre su obra, personalidad y trascendencia y Jorge Humberto Chávez le dedica un poema. Además, entregamos un cuento de Sara Andrade y las secciones de Jesús Madrigal y Matilde Hernández. Salud, David Ojeda.

Comentarios