Es Lo Cotidiano

Tres repiques

Marisela Andrade Haro, Elena Bernal Medina y Filiberto García

Tres repiques

Alejandro García Ortega (De Marisela Andrade Haro)

¡Ay señores ya les digo!
Aunque no lo quieran creer,
me dijeron los amigos
que´l doctor García Ortega, acaba de fallecer.

Lo encontraron todo tieso
con una pluma en la mano,
abrazando un libro grueso
el pobre ya no era humano.

La muerte le traía ganas
desde hace ya varias lunas,
le tiraba unas manganas
pero la pobre no daba una.

Doña Cristi y Don Simón
a su hijo le echaban porras,
desde el Coecillo, en León
la flaca le buscaba camorra.

Entre libros se escondía
la parca no lo encontraba,
pa´onde quiera que veía
¡sólo letras devisaba!

Ya cansada de las burlas
se presentó en su despacho,
a mí ya no me haces bolas
¡Ya te pasaste de gacho!

No te enmuines mi flaquita
No te vayas a torcer,
Anda, ya no seas malita
¿Cómo le podemos hacer?

La calaca ni lo pensó
dame tus libros, le dijo
García Ortega frío quedó
mirando a la
muerte fijo.

¡Ora si ya te pasaste!
¡Ni que estuvieras tan buena!
La Catrina se lo cargó
pa´ no andar dando ya más penas.

Matilde y Maty
Lloraban desconsoladas,
La muerte ya les gritó
¡Déjense de payasadas!

Ya descansan pues sus restos
en el triste composanto,
esperando que su León
gane algún día un campeonato.

SALSIPUEDES (De Elena Bernal Medina)  

En la noche del Coecillo
Esa dientona llegó
En busca de un escritor
De novelas, cuentecillos
Alientos y Pantagrueles.

Pero Alejandro García
Con la pluma la atrapó
Para hacerla personaja
De su siguiente creación.

En su epitafio decía:
Salsipuedes de este texto
Que Otoniel ya te encontró.”

Alejandro García (De Filiberto García)

Les suplico,  Perdóneseme 
la ausencia
que les causo              
pero sin duda hoy cargo       
al prosista Alejandro

A Cris    Cris,  cri  cri lleva,
la fiesta del atún
para ya no estar solo
dentro del ataúd

Comentarios