Es Lo Cotidiano

Estoy jodida

Diana Narváez

A sus piernas

¿Es normal pensar todo el día en las mismas piernas?
Son la clase de piernas largas
que no se encuentra ni en burdeles (ni de broma)
que veo sin sed y sin cansancio
Las vuelvo a ver,
y los sentimientos nunca cambian,
se encuentran como el humo con su lengua.
Son piernas soberbias,
que te hacen perder lo benévolo, la razón,
que hacen que te arranques la cabeza
porque es un sentimiento intolerable
para quienes suelen contenerse.
Son piernas que hacen temblar
y que matan con sólo cruzarse,
son la clase de piernas que incluso
nombrarlas es un acto sagrado.
Y  que llenan de cuestiones, de tentaciones.
Llegan como un relámpago dejando huellas de incitación.
No sólo son piernas,
sino que son un poema capaz de…
Esas piernas acompañadas de letras
de whiskey y rondas muertas.
De amores errados y caricias vacías que terminan en camas
desbordadas por sentimientos de pesadumbre
y hábitos de mala muerte.
Esas piernas son un amparo
para quienes vivimos abrigados de noches de aborrecimiento
y copas baratas,
son para los que portan poemas ajenos y propios.
Son para los que no esperan nada.
Para los que no pasan de invitar un café
y de decir su nombre completo sin dejar de tartamudear.
Son para los que leen poesía con un acento pretencioso,
Y son,para los que les viene valiendo madre si existen o no esas piernas
si a al final saben que las tendrán abrazando a su cuello.
Damas y caballeros,quien se esfuerce por ellas,
me temo que no las tendrá nunca.

Diana Narváez (1996). Cursa el cuarto semestre en la Preparatoria Regional de Lagos de Moreno. Ha participado en el Encuentro de Poetas Francisco González León y colabora en el periódico Hojas volantes.

Comentarios