Es Lo Cotidiano

Piezas ocultas de una guerra secreta contra el mundo

Luis Alberto Arellano

Piezas ocultas de una guerra secreta contra el mundo

Aquí, afuera, todo es silencio:
La masticación, el deglutido,
el amor y los consejos 
Se dan en silencio.
No me explico cómo es que
algunas cosas se resisten 
y estallan en burbujas
repletas de murmullos
como aneurismas
o condiciones obligatorias
en un contrato siniestro con el mundo
conocido.

Mandíbulas de caballos colocados en ángulos rectos,
al fondo de una lámina de cobre niquelado.
Estiramientos faciales y contracturas de músculos
inútiles para la reproducción.
Usted no entiende cómo es que las hormigas
negras y rojas en el piso de la cocina
señalan el camino hacia el abismo.
Normal, no sienta miedo, camine en línea
recta y ajuste los cinturones
para un descenso suave y controlado.

Orquídeas de alambre alcalino y pétalos pilosos
máscaras de cedro, abolladas, por la supina presencia de los ufólogos
Explicaciones para la repentina aparición de lo cotidiano
Mójese la cara
suscriba la asombrosa indiferencia
ya habrá tiempo para inventarnos un pasado.

Run, if you can
Disfruta mucho, te lo mereces
Qué hacen un tipo gordo 
Y una anciana sin dientes correctos 
Hasta el frente de la fila?
Pedimos discreción 
Y recibimos órdenes de desalojo.
El pleito es sencillo:
Se toma un esparadrapo 
Cargado de hidrocarburos refinados
Con la punta de los dientes
Se agita firmemente
Y se enciende lo que reste
Sin soltarlo.
Para qué la normalidad
Si alguien tiró 
Salsa de anchoas
En el pasillo doce
Que como todos saben
Corresponde a pantimedias
Y trucos baratos de magia.
Los animales más furiosos 
Son también los más secretos
Conocemos todos
La fábula japonesa 
Del monje de un solo brazo
Y de la tortuga con seis
Parece ridículo olvidar
La moraleja inserta
Con risas grabadas
Y frases de comentarios por 
Los múltiples autores
En todas las ediciones 
Posteriores a la dinastía Tang
Pero ahí reside el truco:
Las migalas migran
Desde rincones ocultos del universo
Inmaterial 
Y alguno de nosotros
Espera que lleguen a tiempo
Y a salvo 
Al destino manifiesto supra.

Sé que ustedes no existen
Han muerto de ciertas enfermedades
que no reconozco en mi manual
de viajero intergaláctico.
También puedo adivinar el número de
membranas que cubrían sus ojos
y el espacio entre sus dedos.
Todo me lo dice la física
que es un cardo inserto
entre el labio superior
y el molar inferior izquierdo.
La receta es la misma
perturbar lo menos posible
a las creaturas que se agolpan
a flor de garganta,
entender nunca,
eso es para la gente impura
que mancha con sus historias
de vida
la escalera inmensa y dorada
que sube a blancos, electrodomésticos
y ropa para caballero.

Luis Alberto Arellano, Querétaro, 1976. Poeta y ensayista. Sus libros más recientes de poesía son Plexo y Bonzo. En ensayo ha publicado Fotogramas del ocio clase B. Parte de su obra poética ha sido traducida al catalán, inglés, alemán, portugués y francés. Incluido en la antología de ensayo El hacha puesta en la raíz; en el Anuario de poesía mexicana 2007; en  Escribir Poesía en México; en Los más lindos poemas, 21 poetas mexicanos; en Remesa Poética de Ultramar/festival Latinale Berlín; en El Vértigo de los aires 2011; en Cajita de música, Poetas de España y América del siglo XXI; Sólo cuento, volumen V; El Mezcladito, poesía de América Latina. Becario en cuatro ocasiones por el Fondo estatal para la cultura y las artes; también fue beneficiario de la beca Jóvenes Creadores del FONCA 2008-2009. Tradujo Todo alrededor de lo que se vacía, de Linh Dinh, para Mantis editores; y Una probada de miel, de Bob Flanagan y David Trinidad, para Kodama Cartonera; ambos en 2013.

Comentarios