Es Lo Cotidiano

Falla

Luis Eduardo García

FALLA

Entro y salgo del poema como de una ola. Lo atravieso o lo salto según su altura. Me dejo llevar por él.

Con el tiempo aprenderé que muchas veces lo mejor es volver a la orilla.

FALLA DENTRO DE LA FALLA

¿Cuántas veces se habrá comparado al poema con una ola? ¿Cuántas veces después de comparar al poema con una ola se habrá escrito, “entre sus aguas un tiburón tigre me espera”?

¿Los poemas-ola pueden hacer que tu traje de baño se llene de algas? ¿Pueden mojar los pies de las rubias que toman el sol sobre la arena?

¿Es posible surfearlos? ¿Lanzar desechos tóxicos sobre su cresta? ¿Ahogarse en ellos?

Los poemas-ola no existen.

Comentarios