Es Lo Cotidiano

Bitácora

Susana Velasco Otero

Merlina está vacía.
Llora.
No puede hacer más.
Está loca.

Merlina se cambiaría gustosa por una estrella fugaz
lista para conceder tres deseos.

Merlina espera un abrazo que ensamble su todo roto
escondida en el abrazo de la oscuridad.

Merlina tiene alas nuevas.
Y un corazón roto.

Comentarios