Es lo Cotidiano

De vidas y poemares

De vidas y poemares

Llegamos al 86 y Tachas inicia febrero inundado por la poesía que a fin de cuentas, aloja también lo vivido y lo por en su multiplicidad de formas y sentires.

Así, Edwin Yllescas expone desde Nicaragua lo que se ha de decir con sólo pensarla, A una bionda nervosa.

Pablo E. Montes, en sus temas De la patada, homenajea hoy a Wilfred Agbonavbare: Un héroe humilde para un club humilde.

Max Santoyo deletrea los aires de lo que su texto ha de perfilar en Enciendo el humo.

Yara Imelda Ortega, de pie ante lo irremediable, desata la épica del personaje En sus cienes.

El personaje, vuelto maestro a fuerza de conocimiento y generosa formación de discípulos, queda constado en un homenaje para Silvano Martínez Campos, decano del periodismo en La Piedad.

Federico Urtaza, aportando la visión crítica sobre el siempre complejo ciclo de vida de una, cualquier producción cinematográfica, afirma que –por ahora- No fue el Estado.

En su infaltable Guía de Lectura, Jaime Panqueva propone los elementos para ver el tema Charlie Hebdó desde otro enfoque, a partir de La sura de la vaca.

Poemaremos pues la vida y sus motivos.

Comentarios