Es Lo Cotidiano

Rebosamiento

Diana Alejandra Aboytes

Ya no tengo lugar para guardar el agua
que le sobra al río.

Apaga la luna
y atrévete a cruzar la noche remando.

Desata los nudos que atan mi cordura
recuéstame en la arena de tu cuerpo
despójame del silencio
y haz hablar al deseo
que anida entre mis labios.

Con tu mirada
alúmbrame los relieves y planicies.

Encalla en la humedad más próxima

abandono de la carne en el sin tiempo
guarida de líbido y locura.

Comentarios