Es Lo Cotidiano

Unión de Curtidores, pasión cuerera

Pablo E. Montes Palomares 

Unión de Curtidores, pasión cuerera

1928 en este año los trabajadores de la curtidoría en sus tiempos libre comenzaron a jugar con pelotas hechos de trozos y orillas de piel enrollados, juntándose varios jóvenes de diferentes empresas y tenerías como "Pilar Ramírez" y "Collazo" a compartir el gusto de patear  una pelota, asi inicio la historia.


Se acordó que todos los participantes del equipo el requisito fue que fueran curtidores por eso se utilizó el nombre  de "Unión de Curtidores"

 

-Unión de curtidores, asociación civil- 

En la actualidad al igual que en el resto del mundo, la ciudad de León tiene como su deporte más popular al futbol. En épocas pasadas las pasiones se dividían entre el balompié o el béisbol e incluso de manera intermitente con el basquetbol. Equipos profesionales de estos tres deportes han residido en nuestra ciudad, destacando con glorias muy loables. Los deportes de conjunto poco a poco han ido cediendo espacios al grado de que el futbol ha acaparado el gusto de casi toda una ciudad.

Así entonces los años 20’s de León fueron fundamentales para el desarrollo de estos deportes y particularmente para el futbol ya que fue durante éste tiempo cuando la Liga de Primera Fuerza contó con diversos equipos que a la postre fueron la base del futbol actual de nuestra ciudad. Los más emblemáticos de aquellas épocas  fueron  Unión de Curtidores, San Sebastián, Aldana y León-Atlético, equipos que incluso aun guardan y causan verdadera pasión y nostalgia en los afisionados de antaño.

En la actualidad mucho se habla del Club León, que como tal surgió en la década de los 40’s de la fusión del Unión de Curtidores y la Selección de Futbol Guanajuato, así entonces el club más popular de la ciudad pertenece a la segunda generación de equipos históricos leoneses. Por otro lado, se sabe poco o casi nada del resto de los equipos que en algún momento le robaban afición a los esmeraldas y que según dicen cuando se enfrentaban se llegaron a testificar verdaderas batallas campales. 

La tradición zapatera de la ciudad originó que un grupo de curtidores se decidiera a fundar un equipo de futbol y con ello participar en la Liga Mayor, surge así el Unión de Curtidores de manera formal el 15 de agosto de 1928, casi de inmediato se hicieron de la simpatía de la afición y en las canchas del parque Hidalgo se aglutinaba la gente para ver y animar al equipo curtidor, la popularidad del club fue creciendo al igual que los éxitos. Figuraron como campeones en diversas ocasiones para la Liga Leonesa, además de destacar  en competiciones regionales y nacionales.

Todo lo anterior sucedió durante la época amateur hasta que, como ya se había dicho antes, surge el interés de integrar a un equipo guanajuatense en la Liga Mayor y ante el naciente profesionalismo la fusión del cuadro Cuerero y la Selección Guanajuato originan al Union-León, equipo que representaría a la ciudad durante el primer torneo profesional de nuestro país. Más tarde el equipo evolucionaria hasta quedar como Club León, a pesar de ello Unión de Curtidores nunca desapareció ya que el equipo se mantuvo participando en torneos locales y regionales.

Así entonces, Unión de Curtidores fue escalando peldaños de manera destacada al grado de que la Federación decidió invitarlo a participar de la Segunda División para el torneo 1967-68, lo anterior debido a una expansión de equipos que también incluyó a los Tigres de la UANL. Los Cuereros mantuvieron un perfil con altibajos durante su primera estancia en la división de plata, llegando a estar en peligro de descender, pero también disputaron eliminatoria finales que lo llevaron a una semifinal, todo lo anterior durante la primera mitad de los 70’s.

Hacia  la temporada 1974-75, debido nuevamente a un aumento de equipos, Unión de Curtidores recibe la invitación para participar en la máxima categoría, con ello se revivirían los duelos a muerte frente al Club León, que aunque la Copa México los llevo a enfrentarse en diversas ocasiones, sin lugar a dudas una competencia como la primera división alimentaria la rivalidad entre estos equipos, que para esas fechas ya era una verdadera cuestión de vida o muerte  tanto para jugadores como para aficionados.

Los torneos de Curtidores en el máximo circuito se prolongaron  durante seis años, la mejor posición que alcanzó el equipo durante este tiempo fue el 3er lugar de su primer temporada en máximo circuito, después de ello vinieron tiempo malos, tuvieron que disputar un partido por el no descenso frente al Atlas durante el torneo 1977-78 del que saldrían triunfantes para mantener la categoría. Pero el equipo ya no se recuperaría, la agonía duró  cuatro años, hasta el torneo 1980-81 cuando nuevamente se vieron en problemas de descenso, la ocasión sería por demás  propicia para que el Atlas, equipo a quienes enfrentarían,  buscara revancha y finalmente enviara a los Curtidores a la segunda división.

La permanecía del equipo en la división de plata se buscó fuera lo más corta posible, estuvieron cerca de ascender durante la temporada 1981-82, pero una serie de reveses en las eliminatoria finales lo dejarían un año más en segunda. La suerte se negó a sonreírles y la Federación decidió que para las temporadas 1982-83 y 1983-84 se eliminará el sistema de descenso, y con ello arrebataron la oportunidad a todos los equipos del ascenso. Y vaya que el destino es cruel, durante el torneo 1982-83 el Unión obtuvo el campeonato de segunda división, pero hacia el  1983-84 se ubicaría en el último lugar, así entonces primero se le negó la oportunidad ascender y luego el mismo reglamento le salvo de ir a una tercera división. 

Para los torneos siguiente el equipo ya no logró destacar, finalizaron la temporada 1985-86 y posteriormente el equipo desapareció, marcando así el termino de la primera etapa histórica del equipo cuerero. Once años debieron pasar para que nuevamente Unión de Curtidores ocupara planas en los periódicos, once años en los que el equipo deambulo en el limbo del amateurismo y el semiprofecionalismo,  favorecido de nuevo por una expansión de equipos, un grupo de empresario encabezados por Valente Aguirre decidirían el resurgir del cuadro leones.

El año de 1997, en la llamada Primera División “A” el equipo de la franja engalanaría el futbol del bajío. Los dos primeros torneos fueron meritorios, pero no suficientes para alcanzar el anhelado ascenso.  Durante el torneo de Verano 1999 el Unión enamoro de nuevo a sus aficionados, después de un torneo excelente, se enfrentarían en la final de ascenso contra los Venados de Yucatán, quienes fueron derrotados y con ello se obtiene el derecho de jugar en la primera división. La ilusión de los aficionados no se hizo esperar, ya soñaban nuevamente con un enfrentamiento entre Unión y León, se comenzaron a dividir las aficiones.

Los más viejos suspiraban por la franja, mientras que los jóvenes defendían el verde esmeralda y se esperó con gran fervor el día de ese hipotético enfrentamiento.  Finalmente el encuentro tendría que esperar, el interés monetario abofeteaba  al futbol, el empresario Valente Aguirre decidió vender la franquicia del Club León al recién descendido Puebla, para que este último conservara la categoría. Las reacciones no se hicieron esperar, la presión fue tal que la decisión de vender se revirtió y ahora la moneda de cambio sería Curtidores. La ilusión duró poco, casi nada, al final el equipo conservó solo su tradicional franja, se convirtió en el Puebla.

En los últimos años, figuras emblemática del equipo como lo fueron  Antonio "La Tota" Carbajal, Bernabe Velazquez  o Antonio Galindo se han dado a la tarea de mantener el legado del Unión y la de una de sus principales figuras, Antonio "El Capitan" Morales, director técnico y presidente con quien el equipo vivió sus mayores glorias. Aunque modesto en palmares, el Unión de Curtidores representa la identidad de una ciudad y honra el oficio gracias al cual nuestra localidad se ha consagrado como capital del calzado. En la actualidad existe una asociación civil que enarbola los principios rectores del equipo fundado en 1928 y que sueña con volver a ver a la franja a ras de pasto.

Fuente: http://www.rhglobalcenter.com/udec/udec/home.html

paulin_mendiak@outlook.com

Comentarios