Es Lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

De animales a dioses, de Yuval Noah Harari

Jaime Panqueva

11391540_832007523515842_8957925612174031389_n
De animales a dioses, de Yuval Noah Harari

Me contaban hace unos meses que materias como filosofía o historia se están dejando de impartir en escuelas de diferentes países. Algo más que lamentable, no por aquella frase manida de que quien ignora la historia está condenado a repetirla, sino porque el conocimiento de nuestro pasado nos ayuda a comprender nuestro presente y a buscar mejores alternativas en Éste para construir el futuro.

Mi recomendación para este fin de semana ES uno de los mejores libros que he leído recientemente. De animales a dioses, de Yuval Noah Harari (Penguin Random House, 2014), da una visión panorámica de la humanidad, desde los primeros homínidos hasta nuestros días, en módicas 455 páginas. Su autor, un joven israelí doctorado en historia, sabe combinar su campo de especialidad con otras disciplinas como la biología, medicina, química, física, arqueología, economía y política, para brindar una visión panorámica de los procesos que nos han conformado como la raza dominante en el planeta.

El estilo de escritura, ameno y profundo a la vez, recuerda libros entrañables sobre el desarrollo de la civilización como Armas, gérmenes y acero de Jared Diamond (otra recomendación). Harari, con objetividad y desenfado que no sacrifican la claridad ni ahorran ejemplos para abroquelar sus argumentos, aborda temas espinosos como el progreso, el imperialismo, las construcciones culturales, la ficción y las religiones. Así mismo condensa críticas a las nuevas religiones (o ideologías) y a la misma historia como especialidad académica:

La mayoría de los libros de historia se centran en las ideas de los grandes pensadores, la valentía de los guerreros, la caridad de los santos y la creatividad de los artistas. Tienen mucho qué decir acerca de cómo se tejen y se desenredan las estructuras sociales, sobre el auge y caída de los imperios, acerca del descubrimiento y la expansión de las tecnologías; pero no dicen nada acerca de cómo todo esto influyó sobre la felicidad y el sufrimiento de los individuos. Ésta es la mayor laguna en nuestra comprensión de la historia, y sería mejor que empezáramos a llenarla.

No sobra decir que estas frases cierran el capítulo dedicado a comparar nuestro concepto de felicidad, con lo que vivieron nuestros antepasados a lo largo de la historia. La bibliografía adjunta al trabajo permite explorar más sobre los temas que fungen como eje del discurso: las revoluciones cognitiva, agrícola y científica, así como los nuevos retos y esperanzas que enfrenta la humanidad. La falta de clases de historia bien puede suplirse con textos originales y provocativos como los de Diamond y Harari. Lléguenle.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

Comentarios