Es Lo Cotidiano

GUÍA INTERACTIVA DE LECTURA

La Divina Comedia de Dante

Jaime Panqueva

La Divina Comedia de Dante

La escatología, palabreja que al ser mencionada hace pensar en efluvios corporales o malos olores, tiene una acepción mucho menos excrementicia: se trata de la creencia en lo que nos espera en el otro mundo, en la vida de ultratumba. Ésta, como es lógico, la relacionamos con lo que hemos vivido, con las personas que conocemos o las figuras relevantes de nuestro tiempo o la historia. Esto como es lógico lo tuvo en cuenta Dante al construir los castigos, las penitencias o las delicias de cada uno de sus círculos. Su Comedia está  tan relacionada con su vida, que su amada Beatriz se encuentra en el cielo; una de sus anfitrionas en el exilio, Madame Gentucca, encontró lugar en el Purgatorio, mientras que personajes que le fueron adversos en vida los condenó al Infierno. Entre éstos, Alessio Interminelli, a quien confina en la segunda fosa del octavo círculo por el pecado de la adulación, es cubierto a perpetuidad por estiércol humano (acá el otro tipo de escatología…).

Las imágenes versificadas de la Divina Comedia han sido una fuente fecunda de inspiración para muchos artistas, ejemplos en la pintura se pueden mencionar a Giotto, Boticcelli, Doré, Blake y Dalí. En escultura a Rodin, creador del famoso “Pensador”. En la música, sus personajes fueron la fundamento de óperas como Francesca di Rimini o Gianni Schichi. En la literatura desde Bocaccio, primer estudioso y biógrafo, a escritores de culturas tan disímiles como Borges y Kenzaburo Oé. En el cine se puede destacar la adaptación de la novela de William Matheson, Más allá de los sueños, en donde se ilustran, con los primeros grandes adelantos de los efectos digitales, los círculos del infierno concebidos por Dante.

Para terminar estas notas escatológicas, una leyenda. El poeta florentino trabajó desde 1304 hasta su muerte en 1321 en su gran poema. Por su filiación política vivió desterrado las últimas dos décadas de su vida. La publicación de la Divina Comedia fue póstuma y se dice que sus hijos no lograron en un primer intento juntar todos los manuscritos de la obra. Cuentan que el autor tuvo que volver del más allá, y presentarse en los sueños de uno de ellos para indicarle con exactitud un nicho secreto en la pared donde había guardado los folios faltantes...

Vale la pena leer a Dante y si se animan, les dejo una lista de los personajes que pueblan cada rincón del más allá con su correspondiente biografía: http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Personajes_del_Infierno, de cada uno de ellos puede germinar una nueva historia.

Comentarios escatológicos, al mail de siempre: jaimepanquevab@hotmail.com

Comentarios